Los obispos piden perdón por «las omisiones, los silencios y pasividades» ante los abusos

Fran Otero

Este martes, 20 de noviembre, se celebra en España la II Jornada de Oración por las Víctimas de Abusos y los obispos, reunidos en Asamblea Plenaria, se han sumado a la misma en una Eucaristía presidida por el nuncio del Papa en España, Renzo Fratini, quien en nombre de todos los presentes pidió perdón por «las infidelidades, las omisiones, los silencios y pasividades» ante los abusos sexuales a menores cometidos por clérigos.

Durante la homilía, añadió: «El pecado es personal y cada uno tiene que llevar su responsabilidad en su conciencia. No es suficiente pedir perdón por los demás, por lo realizado irresponsablemente por quienes tenían un encargo pastoral y han dañado a la Iglesia».

Así, definió los abusos a menores como «algo muy grave y muy triste» y «un escándalo para los fieles de la Iglesia, una vergüenza que rechazamos de corazón». «Nos sentimos profundamente unidos con todas las víctimas inocentes, pensando en las graves palabras de Jesús en el Evangelio contra los que escandalizan a los pequeños», agregó.

Para finalizar, animó a los obispos a que, pidiendo perdón, mantengan la confianza en Jesucristo, «que siempre nos acompaña, siempre nos perdona». «Reconocemos que todos somos indignos, pero repetimos también: Señor, estoy aquí, Tú sabrás. Soy indigno, confío en ti».

F. O.