Amadeo Rodríguez tomará posesión como obispo de Jaén el 28 de mayo

A sus 70 años, se muestra confiado que en que su servicio pastoral «tenga la impronta del trato personal» y añade en su carta que quiere ser un obispo «para todos, pero si alguien me ha de acaparar han de ser los más sencillos, los más débiles y necesitados»

Alfa y Omega

A sus 70 años, se muestra confiado que en que su servicio pastoral «tenga la impronta del trato personal» y añade en su carta que quiere ser un obispo «para todos, pero si alguien me ha de acaparar han de ser los más sencillos, los más débiles y necesitados»

La catedral de Jaén acogerá el 28 de mayo la toma de posesión de Amadeo Rodríguez como nuevo obispo de Jaén en sustitución de Ramón del Hoyo, tras la reciente jubilación de éste último.

Previamente a su toma de posesión, Amadeo Rodríguez, que abandona su cargo como obispo de Plasencia (Cáceres) para hacerse cargo de la diócesis de Jaén, ha hecho pública una carta de saludo en el asegura que, por su lugar de nacimiento en Olivenza (Badajoz) se siente «especialmente a gusto entre olivos» por lo que «no me es nada difícil querer el lugar al que soy enviado».

A sus 70 años, se muestra confiado que en que su servicio pastoral «tenga la impronta del trato personal» y añade en su carta que quiere ser un obispo «para todos, pero si alguien me ha de acaparar han de ser los más sencillos, los más débiles y necesitados».

También tiene palabras para su antecesor en el cargo, Ramón del Hoyo, y añade que «espera realizar su tarea con la misma entrega, ilusión, fuerza y acierto con que lo ha hecho mi querido hermano», en alusión directa a Del Hoyo.

Reconoce que, a pesar de su experiencia de más de doce años en el ministerio episcopal, «me siento débil y me encuentro con la incertidumbre de quien inicia una nueva andadura en su vida».

También pide en su escrito ser acogido «con cariño» y que «recéis mucho por mí» ya que «la sintonía de la oración será la que más verdad y hondura le ponga a la unidad que tiene que haber entre el obispo y el pueblo con el que camina como cristiano y pastor».

En su carta, también tiene palabras de afecto para los sacerdotes a los que tiene el propósito «de dedicaros lo mejor de mi mismo», para los consejos parroquiales de pastoral, y para las hermandades y cofradías y seminaristas. «Os prometo que este obispo, que ha procurado ser un buen extremeño, hará todo lo que de él dependa para ser cuanto antes un buen andaluz y un buen jiennense», subraya el nuevo obispo, al tiempo que saluda también en su carta a las autoridades regionales y locales, a las instituciones políticas, judiciales, académicas, militares y sindicales, así como a los medios de comunicación y a las asociaciones que «enriquecen la sociedad jiennense».

Europa Press/Alfa y Omega