Los obispos españoles confían sus ejercicios espirituales a los jesuitas - Alfa y Omega

Los obispos españoles confían sus ejercicios espirituales a los jesuitas

Los jesuitas han dirigido los seis de los últimos siete ejercicios espirituales de los obispos españoles. En esta ocasión, el encargado de la predicación será el padre Juan Antonio Guerrero. En 2006 hizo lo propio el Papa Francisco, entonces cardenal arzobispo de Buenos Aires

José Calderero de Aldecoa
Foto: CEE

Los obispos españoles se encuentran de ejercicios espirituales. El retiro, organizado por la Conferencia Episcopal Española, comenzó este domingo 13 de enero y se extenderá hasta el próximo sábado 19 de enero. Una semana entera de reflexión, a la que han acudido cerca de 40 prelados –y el secretario general de la CEE, Luis Argüello– y que será dirigida por el jesuita Juan Antonio Guerrero, delegado para las Casas y Obras Interprovinciales de Roma.

Guerrero nació en Mérida, Extremadura, en 1959. Con 20 años, en 1979, ingresó en la Compañía de Jesús y fue ordenado sacerdote en 1992. En 2003 ejerció de rector y maestro de Novicios de los Jesuitas de España y entre 2008 y 2014 desempeñó el cargo de provincial de la Provincia de Castilla. Ese mismo año, fue destinado a Mozambique, donde trabajó como administrador adjunto de la región y, posteriormente, como director de proyectos y director del Colegio San Ignacio de Loyola.

Actualmente, Juan Antonio Guerrero es delegado para las Casas y Obras Interprovinciales de Roma, cargo para el que fue nombrado en 2017 y en el que sustituyó a Arturo Sosa, hoy padre general de la Compañía de Jesús. Durante el desempeño de esta función, el jesuita fue el encargado de renovar en septiembre de 2017 el acuerdo de colaboración de la orden religiosa con la Secretaría de Comunicación de la Santa Sede.

Mayoría de jesuitas

Guerrero es el último de una larga de jesuitas que han conducido los Ejercicios Espirituales de los obispos españoles en los últimos años. La orden religiosa dirigió el retiro también en 2018 a través del sacerdote Francisco José Ruiz; en 2017 con el padre Pablo Alonso; en 2016 los Ejercicios estuvieron a cargo de Antonio Guillén Paredes. Así sucedió también en 2014, año en el que los ejercicios de la jerarquía española estuvieron dirigidos por el superior del Teologado de San Roberto Belarmino, en Bruselas (Bélgica), el jesuita Alain Mattheeuws; y en 2013, que fueron conducidos por el padre Santiago Arzubialde Echevarría.

La única excepción desde entonces tuvo lugar en 2015, año del V Centenario de Santa Teresa de Jesús, cuando los prelados decidieron que fuera el provincial de los carmelitas descalzos de Castilla, el padre Miguel Márquez Calle, quien tuviera la responsabilidad de la predicación. De esta forma, la orden religiosa fundada por san Ignacio de Loyola en 1534 ha dirigido seis de los últimos siete ejercicios espirituales.

Todos ellos son sucesores del hoy Papa Francisco, que también realizó esta misma labor en 2006 cuando todavía era cardenal y arzobispo de Buenos Aires. Entonces, Jorge Mario Bergoglio pidió a los obispos españoles «deshilacharse en la acción pastoral» y les alentó a la evangelización, donde se manifiesta la santidad.