La clave es la familia - Alfa y Omega

La clave es la familia

La pastoral familiar que se desarrolla en España ha sido considerada a menudo un modelo para la Iglesia en todo el mundo. Ejemplo de ello es la pastoral que se realiza en la archidiócesis de Madrid, en todos los ámbitos: colaboración familia-colegio-parroquia, cursos de educación afectivo-sexual, Escuelas de padres, proyecto Familia por familia, Escuelas de novios, cuidado de los recién casados, COFs, formación del clero…

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Don Carlos Osoro, arzobispo de Madrid, saluda a una familia durante una Eucaristía. Foto: AVAN

Construir la Iglesia a partir de la Iglesia doméstica: éste es el objetivo de los planes de pastoral familiar que se desarrollan en las diferentes diócesis españolas. En vísperas de la celebración de la Fiesta de la Sagrada Familia, el próximo 28 de diciembre, en medio de un Año sinodal, la institución familiar es hoy el centro de las miradas de toda la Iglesia. Así, se está abriendo paso la necesidad de «una perspectiva de familia que atraviese toda la pastoral: en lugar de una pastoral divida en sectores, creemos que la mejor inversión pastoral es cuidar la familia», afirma don Fernando Simón, Delegado de Pastoral Familiar de la archidiócesis de Madrid. «Si la vida cristiana es vivir la caridad, ¿dónde se aprende a vivir en donación y en amor? Primeramente, en la familia, y luego en la gran familia que es la Iglesia. Se trata de cuidar la familia, donde se siembra el germen de la vida cristiana, y que la pastoral familiar sea transversal a toda la pastoral de la Iglesia», señala. En Madrid, la pastoral familiar abarca todo el recorrido de la vida afectiva y espiritual de los fieles:

Parroquias: La diócesis de Madrid está implementando un plan de pastoral familiar que pretende crear un equipo de pastoral familiar en cada parroquia. «Ya hay muchas que lo tienen -señala don Fernando Simón-; se trata de varios matrimonios que, en comunión con el párroco y los sacerdotes, cuidan la pastoral en varios ámbitos de la vida parroquial, con un acento evangelizador: la catequesis de los sacramentos de Iniciación cristiana, grupos de matrimonios, dando testimonio a padres que piden el Bautismo para sus hijos, fomentando en lo posible la catequesis familiar en la preparación a la Primera Comunión o la Confirmación… Son las propias familias las que evangelizan a otras familias, a través de la vida de la parroquia y fuera de ella también. Hay una gran unidad entre sacerdocio y familia».

Infancia: Hoy, las principales víctimas de la desorientación afectiva de la sociedad son los niños y los jóvenes. Por eso, «educarlos en el amor es una gran inversión a largo plazo», defiende don Fernando, que destaca que «podemos ayudar a las familias a este propósito. Para ello, estamos creando Escuelas de padres de carácter diocesano, que pronto empezarán su actividad, para ayudar a los padres en esa vocación al amor de sus hijos desde los primeros años».

Adolescencia y juventud: La Delegación de Pastoral Familiar colabora con la Delegación de Infancia y Juventud «para educar a los jóvenes en el amor verdadero, en un amor esponsal, que luego puede ser virginal o conyugal. Porque, aunque se sepan el Catecismo de memoria, si no son capaces de un amor para siempre, no llegarán a una vida plena», afirma el Delegado de Familia. En este sentido, se está fomentando la formación afectivo-sexual, con los cursos Teen Star y Aprendamos a amar en Madrid.

Colegios: Un proyecto novedoso es Familia por familia, implantado en los 33 colegios diocesanos, para que desde el interior del colegio se haga un plan integral de pastoral familiar: informando a los padres de todas las actividades familiares en la diócesis, formando un equipo de padres más implicados que hagan de enlace de la pastoral familiar en el colegio, ofreciendo formación afectivo sexual a los jóvenes, creando una Escuela de padres, y también ofreciendo a los padres en dificultades los servicios de los Centros de Orientación Familiar (COF).

Preparación próxima: En comunión con la Subcomisión episcopal de Familia, de la Conferencia Episcopal Española, se están preparando unos materiales para fomentar que los novios, desde los primeros pasos de su noviazgo, se preparen bien al matrimonio. Además, en Madrid funcionan ya algunas escuelas de novios. «La Iglesia quiere acompañar este proceso del noviazgo, sin esperar al cursillo previo prematrimonial. Queremos ofrecer un itinerario que integra la formación en la fe y la formación en el amor humano, porque todo está unido», afirma don Fernando Simón.

Preparación inmediata: La renovación en este campo ha comenzado ya con el nuevo Expediente matrimonial, para ayudar a los novios a celebrar de forma más consciente y responsable el sacramento del Matrimonio, desarrollando más el coloquio con los novios y los testigos. Junto a ello, ya hay un equipo trabajando en actualizar todos los materiales de la diócesis, que parta de las experiencias que ya están viviendo los jóvenes de ahora, en un lenguaje que no les resulte extraño. «También queremos que los cursillos de preparación inmediata al matrimonio sean verdaderamente evangelizadores, y ya hay algunos que, para conseguirlo, han alargado su duración, hasta un mes».

Primeros pasos del nuevo matrimonio: «Una iniciativa que estamos contemplando es la figura de un matrimonio que apadrine a una pareja de recién casados, y les acompañe en su recorrido y en sus dificultades, para que la presencia de la Iglesia no se limite a casarse y ya está. Queremos hacer un seguimiento en la caridad y en el cariño. Y, una vez acabado el cursillo, remitirles a la parroquia que corresponde a su domicilio y ofrecerles información sobre todo lo que le puede ofrecer la Iglesia en Madrid para ayudarles en su matrimonio»

Matrimonios y familias santas: Una vez que el matrimonio ya está constituido, ya hay numerosas asociaciones, grupos de matrimonios y movimientos trabajando en la diócesis. A todos ellos, la Delegación quiere ofrecer dos o tres temas de formación al año para trabajar en grupo. Aparte, hay actividades muy interesantes: ITV´s matrimoniales, cursillos de formación y oración conyugal y familiar, el propio Máster Juan Pablo II… «Todo orientado a que el matrimonio crezca en la comunicación y en la vida espiritual, convivencias para rezar juntos, retiros con guardería, vacaciones familiares, Ejercicios espirituales en familia… Y numerosas actividades de las parroquias que están orientadas a las familias: Misas en familia, ratos de oración, de Adoración, de convivencia…

Los Iconos peregrinos que están circulando por la diócesis, o la misma oración que don Carlos Osoro ha preparado y que se entregará en la Jornada del día 28, para que las familias puedan rezar juntos en casa, son otras iniciativas de espiritualidad familiar. En este sentido, «tenemos que aprovechar la oportunidad pastoral que supone el tener como Patronos en Madrid a un matrimonio santo: san Isidro y santa María de la Cabeza. Eso es lo que queremos en Madrid: matrimonios santos y familias santas», confirma don Fernando.

Una familia madrileña, en una celebración en la catedral de la Almudena

Familias que sufren: Ninguna Familia en Madrid está sola ante sus problemas: ésta es la idea que quiere subrayar el Delegado de Pastoral Familiar, porque «la Iglesia es el hogar de las familias, sobre todo cuando pasan por dificultades. Todos tenemos claro que, si una persona tiene un problema material o económico grave, la Iglesia le ofrece los servicios de Cáritas; del mismo modo, tenemos que tener todos claro que, cuando hay un problema en la familia, la Iglesia está ahí para ayudarla. De esta idea han surgido la decena de Centros de Orientación Familiar (COF) diocesanos, un proyecto magnífico, al que vamos a dar repercusión gracias a unos videos, para que todas las familias conozcan que estos Centros están a su servicio en caso de que surjan problemas de educación, comunicación, convivencia, paternidad responsable… Es normal que haya crisis en una matrimonio, pero gracias a Dios se pueden superar».

También funciona la iniciativa, para matrimonios ya al borde de la separación; o los grupos Betania, de apoyo a mujeres separadas, y cuyo grupo de hombres también ha comenzado a funcionar: «La Iglesia quiere acoger con una gran misericordia a las familias con problemas».

Pastoral provida: Desde los COF se está desarrollando además una pastoral provida cada vez más intensa: el Proyecto Raquel, de ayuda a las mujeres que han pasado por el trauma de un aborto, o el Proyecto Ángel, que acompaña a las adolescentes, jóvenes y mujeres que han decidido seguir adelante con su embarazo.

Formación del clero: Otro aspecto es la formación de seminaristas y sacerdotes en pastoral familiar: ya se han dado charlas en la formación permanente del clero, y en el curso de pastoral de los diáconos. «El de Madrid es uno de los pocos seminarios del mundo en el que hay una formación específica en pastoral familiar», concluye don Fernando.

La Fiesta de la Familia, en España

Todas las diócesis españolas han convocado a las familias para la celebración diocesana de la fiesta de la Sagrada Familia. En Valencia, el cardenal Antonio Cañizares ha escrito una Carta en la que afirma que «sólo la defensa de la familia abrirá el camino, necesario y urgente, hacia la civilización del amor, superando la tenebrosa cultura de la muerte que, con tanto poderío, nos amenaza». De este modo, ha invitado a todos los valencianos a «compartir gozosamente la alegría grande, indescriptible, verdadera de la familia, que es un inmenso regalo de Dios, lo mejor que tenemos».

También el arzobispo de Granada, monseñor Javier Martínez, invita a las familias a participar en la Gran fiesta de las familias: «Será un gusto dar gracias a Dios juntos, porque su Venida significa que el amor esponsal de un hombre y una mujer puede permanecer para siempre. Hace posible que los matrimonios estén abiertos a la vida. Y a todos nos permite querernos mejor y más, y querer a todos los hombres».

En Orense, monseñor Leonardo Lemos ha subrayado la «buena oportunidad que nos ofrece este tiempo de Navidad para invitar, acoger y reunirnos con las familias, fortalecer la comunicación entre todos, abuelos, padres, jóvenes, niños y sacerdotes».

En Cádiz, monseñor Zornoza ha invitado especialmente a los matrimonios celebrados durante este año, así como a los que hayan cumplido sus Bodas de Oro y de Plata, para concederles una bendición especial.

La fiesta de la Familia en Madrid

Hace dos mil años, la presencia de Dios con nosotros suscitó en los pastores y en los Magos una respuesta de adoración y silencio. Hoy como entonces, la fiesta de la Sagrada Familia comenzará en Madrid del mismo modo: 24 horas de Adoración a partir de las 19 horas del sábado 27, en la Cripta de la catedral de la Almudena. Durante este tiempo, distintos grupos, parroquias, movimientos y fieles en general se turnarán para orar ante el Santísimo por la familia y sus necesidades. Asimismo, en la girola de la catedral se podrá visitar una exposición sobre san Juan Pablo II, el Papa de la familia. Para fomentar la solidaridad con familias necesitadas de Madrid, junto a una imagen de san José a los pies de la Virgen de la Almudena, se colocará un cepillo para dejar una ofrenda económica que los arciprestes de cada Vicaría harán llegar, de forma directa, a familias en más dificultades.

A las 12 h., del domingo, monseñor Osoro presidirá la Eucaristía, pero ya desde las 10, las familias que lo deseen podrán recibir personalmente la bendición del arzobispo de Madrid, así como una estampa -con dibujo y oración compuestas por él mismo- para invitar a la oración a todas las familias madrileñas. «Ojalá quede agotado de todas las familias que vengan a la catedral», ha confesado don Carlos.

La Eucaristía tendrá un marcado carácter familiar. Varias familias formarán parte de la procesión de entrada, y harán las lecturas una familia de invidentes y una familia gitana. La Misa será retransmitida por 13TV para toda España.

Éste será también un día especial para los niños. Fuera de la catedral se van a repartir 3.000 chocolates calientes, dibujos y pinturas para que puedan pintar, hojas para escribir una oración y dejársela a san José; habrá un teatro de guiñol, magos, pintacaras…

La Fiesta concluirá el domingo con la celebración de Vísperas y la Bendición de los novios, a las 19 horas; y un Concierto de Navidad a cargo de la Orquesta Sinfónica y Coro de la JMJ, a las 20 horas.