Francisco, a los 5.000 scouts reunidos en Roma: «La libertad no se compra en el supermercado»

En una audiencia con la Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa, Francisco les ha pedido construir «una Europa renovada» que, en vez de ser «protectora de espacios» sirva como «generadora de encuentros»

Alfa y Omega
La Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa se ha reunido con el papa en el aula Pablo VI del Vaticano. Foto: Vatican Media

En una audiencia con la Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa, Francisco les ha pedido construir «una Europa renovada» que, en vez de ser «protectora de espacios» sirva como «generadora de encuentros»

5.000 scouts vuelven a sus casas tras recorrer la geografía italiana para hablar con el papa. En una reunión en el aula Pablo VI del Vaticano, Francisco les ha dicho al verlos: «Están algo cansados, ¿no? De una cosa estoy seguro: que dentro de ustedes se sienten más libres que nunca».

En esta audiencia, Francisco ha recordado a los miembros de la Unión Internacional de Guías y Scouts de Europa «que la libertad se conquista en el camino, no se compra en el supermercado, no viene de estar encerrado en una habitación con un teléfono móvil o drogándose un poco para escapar de la realidad». Por ello, ha animado a los scouts a caminar «paso a paso, junto a los demás, jamás solos»

Es algo que han hecho desde el 27 de julio hasta el 3 de agosto en un evento conocido como Euromoot. En él, jóvenes de entre 16 y 21 años han recorrido juntos cinco puntos históricos de Italia asociados a diferentes santos. A saber: Pablo de Tarso, Benedicto de Norcia, Cirilo y Metodio, Francisco de Asís y Catalina de Siena.

«¿Qué tenían en común?», ha preguntado Francisco a los scout con los que se ha reunido. «Que no esperaron algo de la vida o de los demás, pero confiaron en Dios y se arriesgaron, se pusieron en el camino para realizar sueños tan grandes que después de siglos siguen haciendo el bien».

«Dad y se os dará»

El papa también ha recordado a los participantes en el Euromoot las palabras de Jesucristo: «dad y se os dará». Una cita que, a su juicio, «marcan un rumbo claro». «Muchos viven con el único propósito de poseer lo que les gusta, pero nunca están satisfechos, porque cuando tienes una cosa, quieres otra y otra y así sucesivamente, sin fin, sin encontrar lo que es bueno para su corazón».

Según el papa, el corazón se entrena con el «darse», algo que exige «levantarse del sofá para ponerse en camino» y regalar al mundo «un poco de bien». «Por favor, se lo pide el Papa, no dejen la vida en la mesita de noche», ha añadido.

El futuro de Europa

El papa también ha encargado a los scout la construcción de «sociedades reconciliadas e integradas, que de vida a una Europa renovada, no protectora de espacios sino generadora de encuentros». Aunque sí hay un espacio que les pide proteger, el de la naturaleza. «Si continuamos explotándola nos dará una lección terrible», ha advertido.

En cambio, «si la cuidamos, tendremos una casa también mañana», sostiene Francisco. Por último, ha señalado que «la creación está hecha para conectarnos con Dios y entre nosotros» y que, a través de ella, «podemos descubrir a un hermano con el que habitar en la casa común».

Vatican News/Alfa y Omega