Ellos pasaron a la otra orilla - Alfa y Omega

Ellos pasaron a la otra orilla

Desde ayer, y hasta mañana, se están celebrando en la sede de la Conferencia Episcopal las Jornadas Nacionales de Misiones, convocadas por las Comisión episcopal de Misiones y las Obras Misionales Pontificias. En ellas participan los Delegados diocesanos de Misiones, el Consejo Nacional de Misiones, los religiosos y religiosas a quienes CONFER les ha encomendado la tarea de cooperar en la animación misionera de las diócesis, y misioneros y misioneras invitados del Servicio Conjunto de Animación Misionera

Anastasio Gil García
El misionero Benedicto Sánchez con un grupo de soldados angoleños. Foto: OMP

Conscientes de la centralidad de las vocación misionera ad gentes, las Jornadas del año pasado se centraron en la promoción, la formación y el acompañamiento de los misioneros y misioneras que son enviados desde nuestras Iglesia locales, a través de las mediaciones eclesiales que Dios ha suscitado en el interior de la Iglesia universal. Buena parte de ellos pertenecen a Instituciones de vida consagrada o a Asociaciones de vida apostólica. En España, son el 85% de los cerca de 13.000 misioneros y misioneras que han partido de nuestras comunidades cristianas. Las diócesis se sienten orgullosas de estas vocaciones, ya que su partida expresa la universalidad de la Iglesia local.

Orgullo que se torna en gratitud al contemplar cómo estas personas son testigos de la fe para los de allá, pero también para los de acá. El Papa Francisco nos ha invitado este año a mirar, con ternura y gratitud, a las personas de especial consagración para dar gracias a Dios por el testimonio de fe y de vida que brindan al pueblo de Dios con la vivencia de los consejo evangélicos. Entre esta multitud de consagrados, destacan para nosotros aquellos que, por vocación, han pasado a la otra orilla y viven la radicalidad de su donación con los que nunca tuvieron la oportunidad de reconocer el rostro de Dios. Sorprendentemente, este rostro, lleno de misericordia y de ternura, lo descubren en la cercanía del misionero y misionera que ha llegado de fuera.

Una Hermanita de los Pobres en Taiwán. Foto: OMP

Para inaugurar estas Jornadas, ha venido desde Roma el Secretario General de la Obra Pontificia Propagación de la Fe, el padre Ryszard Szmydki, religioso oblato de María Inmaculada, quien ha hablado de la contribución de la vida consagrada a la misión. Por su parte la Hermana Julia García Monge, religiosa calasancia, Secretaria General de CONFER en España, desarrolla la ponencia sobre las interpelaciones que hoy hace la misión ad gentes a la vida consagrada. Estas dos ponencias serán objeto de trabajo grupal para pasar de la reflexión al compromiso y a la operatividad. Otros temas complementarios que darán calor y sabor a las Jornadas son: Qué está pasando con los cristianos en los países donde éstos son expulsados o matados; la celebración del XXVI aniversario de la Escuela de Formación Misionera; y la conmemoración del 50 aniversario de la aprobación del Decreto conciliar ad gentes.