El rey entrega un premio al misionero andaluz Patricio Larrosa

El rey Felipe VI ha entregado el Premio de Derechos Humanos Rey de España a la ONG ACOES, que da soporte a la labor misionera de Patricio Larrosa –colaborador de Alfa y Omega– en Honduras. La misión de Larrosa tiene escolarizados a más 11.000 niños a los que también proporciona acceso a la sanidad, alimentos y esperanza

Alfa y Omega
Foto: Diócesis de Guadix

El rey Felipe VI ha entregado el Premio de Derechos Humanos Rey de España a la ONG ACOES, que da soporte a la labor misionera de Patricio Larrosa –colaborador de Alfa y Omega– en Honduras. La misión de Larrosa tiene escolarizados a más 11.000 niños a los que también proporciona acceso a la sanidad, alimentos y esperanza

Patricio Larrosa es un sacerdote de la diócesis de Guadix que marchó hace 28 años a Honduras para estar un tiempo como misionero, pero quedó atrapado por los hondureños. Desde entonces, ha dedicado toda su vida a ayudar a aquellas comunidades, en las afueras de Tegucigalpa aportando, sobre todo, educación y salud. Hoy son más de 11.000 niños los que asisten al colegio gracias a la labor de ACOES, la ONG que da soporte a toda esta solidaridad. El pasado martes 11 de febrero recibió el Premio de Derechos Humanos Rey Felipe VI, que entregan el Defensor del Pueblo y la Universidad de Alcalá de Henares. El galardón lo recibió de manos del propio rey Felipe.

Uno de los primeros gestos que tuvo el padre Patricio tras recibir el galardón fue ofrecérselo a María, paisana del misionero, que le ayudó desde el inicio de la misión, cuando empezaron a enviar contenedores. Ella, poseedora de llave del almacén donde se guardaba el material que se enviaba a Honduras, abría la puerta cuando llegaba un camión con material escolar o con comida. También ayudaba a descargar.

Como María, otros muchos ayudan a Patricio en su misión en Honduras. En una reciente entrevista concedida a la Delegación de Medios de Comunicación de la diócesis de Guadix, Patricio destacaba «cuánta gente hay ayudando, tanto en Honduras como en España». Para todos ellos, es este premio que sirve para reconocer la gran labor silenciosa que «desde hace muchos años». Y así lo aseguró Larrosa también en su discurso de agradecimiento ante el rey y las demás autoridades.

Foto: Diócesis de Guadix

Felicitación del obispo de Guadix

El obispo de Guadix, monseñor Francisco Jesús Orozco, también ha felicitado a Patricio Larrosa: «Estamos orgullos de que se le reconozca esta labor, que es reconocer de alguna manera  a la Iglesia que esté siempre pendiente de dignificar al ser humano allí donde Cristo sigue sufriendo y donde sigue necesitando la mano de todos los que, en los más pobres y en los que menos tienen, descubren el rostro de Cristo crucificado». «Desde aquí nos estimulas con este premio, también a nosotros, a seguir trabajando, haciendo muy concreta nuestra fe y mirando a nuestro alrededor».

Antonio Gómez/Alfa y Omega