«El mensaje de sexo seguro puede crear una falsa sensación de seguridad en la juventud y conllevar un aumento de los comportamientos de riesgo»

Expertos interdisciplinares del ICS de la Universidad de Navarra han elaborado el documento informativo La política de la «Educación Integral de la Sexualidad», en el que recomiendan los programas «centrados en la abstinencia»

Colaborador

Expertos interdisciplinares del ICS de la Universidad de Navarra han elaborado el documento informativo La política de la «Educación Integral de la Sexualidad», en el que recomiendan los programas «centrados en la abstinencia»

El mensaje de sexo seguro puede fomentar una falsa sensación de seguridad en la juventud y conllevar, paradójicamente, un aumento de los comportamientos de riesgo, como el comienzo el sexo a edades más tempranas y tener más parejas sexuales (fenómeno conocido como «compensación del riesgo»). Esta es una de las conclusiones que se desprende del documento informativo La política de la «Educación Integral de la Sexualidad», elaborado por expertos interdisciplinares del proyecto Educación de la afectividad y de la sexualidad humana (EASH) del Instituto Cultura y Sociedad (ICS) de la Universidad de Navarra.

De acuerdo con los autores, el peligro de ese mensaje es que «transmite la idea equivocada entre los jóvenes de que el sexo está totalmente libre de riesgo siempre que usen condones».

Según explican, estos mensajes fundamentalmente están promovidos por un conjunto de organizaciones influyentes e internacionales, autoridades mundiales y asociaciones de gran alcance que crean y financian directrices de política en todo el mundo para llevar a cabo sus prioridades estratégicas.

«A veces llamadas mejores prácticas, estas intervenciones prioritarias se presentan como si fueran neutras y objetivas, pero su historial es a menudo cuestionable». Así, los especialistas del ICS insisten en que «los datos basados en estudios y las cuestiones más ideológicas deben ser distinguidos y analizados separadamente porque cada aspecto justifica una estrategia o enfoque diferente en el debate».

En ese sentido, los responsables del documento afirman que «algunos aspectos de sus documentos son claramente discutibles» y que «los padres tienen derecho a solicitar la asistencia democrática y legal para proteger a sus hijos de los posibles perjuicios de algunos mensajes». «Se debería capacitar a los padres para educar a sus hijos según sus propios valores», apuntan.

Aval científico: el consenso de la prestigiosa revista The Lancet

A diferencia de los llamados programas de educación sexual «integrales» que promueven estas instituciones, los expertos de EASH ponen en valor los programas «centrados en la abstinencia»: «Están basados en estudios científicos, son efectivos, menos condescendientes con los jóvenes y confían en su capacidad de tomar decisiones libres y óptimas».

Además, recalcan que «son la opción preferida de millones de padres, educadores, investigadores y jóvenes de todo el mundo y pueden definirse apropiadamente como verdaderos programas de educación sexual holísticos».

Recuerdan que esto viene avalado por el consenso de la prestigiosa revista científica The Lancet: «Prioriza los mensajes que piden un aplazamiento del inicio sexual en la juventud o el retorno a la abstinencia para aquellos que tienen relaciones sexuales ocasionales. Cuando se elige tener relaciones sexuales, el consenso prioriza el mensaje de la monogamia mutua».

Otra de las conclusiones que se desprenden del documento es que «los programas de educación sexual con financiación pública deberían adaptarse a los valores de los padres que deberían poder elegirlos libremente o rechazarlos para sus hijos. Esta es la forma en que los recursos que pagamos todos deberían ser asignados en una sociedad democrática».

Los autores del documento informativo son Jokin de Irala, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública e investigador principal de EASH; Alfonso Osorio, profesor de la Facultad de Educación y Psicología; Cristina López del Burgo y Silvia Carlos, profesoras de la Facultad de Medicina, y Carlos Beltramo. Todos son miembros del equipo del proyecto del ICS.

Consultar el documento informativo y Web del proyecto Educación de la afectividad y la sexualidad humana

ICS. Universidad de Navarra