Aún hay 600.000 hogares sin ningún ingreso en España

Cáritas pide reunirse con el Gobierno para proponer una serie de medidas en materia social desde la experiencia diaria de trabajo de la institución

Cristina Sánchez Aguilar
Que todas las personas puedan acceder a un derecho básico como es la salud es una de las peticiones de Cáritas. Foto: De San Bernardo

Cáritas pide reunirse con el Gobierno para proponer una serie de medidas en materia social desde la experiencia diaria de trabajo de la institución

Después de un año in albis es preciso que el Gobierno se enfrente a las necesidades más urgentes del país. De cara a las elecciones generales de 2015, Cáritas Española entregó a los principales partidos un documento con diez propuestas políticas «de mínimos, las más viables y necesarias» para combatir la exclusión, como las define Ana Abril, coordinadora de Incidencia y Comunicación de la institución.

Ahora que ya están formadas las filas gubernamentales, la entidad católica ha abierto su agenda institucional para pedir a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáez de Santamaría, y a varios ministros –entre ellos la ministra de Sanidad y Servicios Sociales, Dolors Montserrat, o Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación–, una reunión presencial para poner sobre la mesa una vez más la realidad vista desde la experiencia diaria de trabajo de la institución. De momento las peticiones de reunión están lanzadas y se encuentran a la espera de confirmación.

Esta interlocución con los gobiernos de turno no es nueva para Cáritas. A lo largo de su historia ha tenido interacción directa, por ejemplo, «a través del informe FOESSA, que visibiliza la situación social en España desde la independencia absoluta y la fidelidad al Evangelio», señala Abril. La petición de diálogo no es novedosa. «Cuando se han promulgado leyes o iniciativas que afectan directamente a las personas que acompañamos –como por ejemplo, cuando se aprobaron la ley de extranjería o la del voluntariado, la de seguridad ciudadana o el real decreto sobre salud–, nos hemos sentado a debatir con los grupos parlamentarios, siempre con casos concretos en la mano, los que nos llegan desde todas las Cáritas diocesanas».

Una interlocución que sirve para abrir espacios de debate, para dar a conocer la realidad social, pero que no tienen tanta incidencia como se esperaría. «En general, es cierto que las personas en situación de vulnerabilidad no están en el centro de las políticas ni son una prioridad», lamenta Abril. «Hay un dato revelador: aún tenemos más de 600.000 hogares sin ningún tipo de ingresos».

Diez propuestas concretas

No ha sido fácil para Cáritas Española identificar diez propuestas concretas. «No son todas las que harían falta, pero hemos priorizado las más imprescindibles», señala. Como primera medida urgente, «no podemos estar en un país con familias sin ningún ingreso». Otra de las propuestas está dirigida a que «todas las personas puedan acceder a un derecho básico como es la salud. Pasa igual en el caso de la vivienda: proponemos que se reforme la ley hipotecaria, que se reconozca la dación en pago y que haya un pacto por la vivienda, con la posibilidad de acceder a alojamientos sociales». En materia de empleo, Cáritas pide, entre otras cosas, que «nos acerquemos a la media europea con el salario mínimo interprofesional».

Ante la reducción en cooperación al desarrollo «al nivel de los años 80, es decir, con el 0,13 %, pedimos que se pueda llegar al 0,4 % y se aspire al 0,7 %». Aportar al PNUD una serie de objetivos con los que nos comprometemos en España de cara a los Objetivos de Desarrollo Sostenible –aunque ya vamos tarde– es otra de las peticiones de la institución caritativa. Terminar con la irregularidad sobrevenida en materia de inmigración o que por fin se cierren los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), o que España ratifique la Carta Social Europea, en la que se incorporan más derechos, «ya que solo hay nueve países que no la han ratificado, y estamos entre ellos», son otras de las peticiones que Cáritas hará, si son recibidos, a los miembros del Partido Popular.

Cristina Sánchez Aguilar
@csanchezaguilar