Un Año Santo Sanferminero para que «Navarra despierte y mantenga el júbilo de tener como patrón a san Fermín» - Alfa y Omega

Un Año Santo Sanferminero para que «Navarra despierte y mantenga el júbilo de tener como patrón a san Fermín»

El 7 de julio comienza el Año Jubilar Sanferminero, que busca reivindicar el sentido cristiano de las fiestas más famosas de Navarra. «El Jubileo pretende ir a la esencia y recordar la siembra de la semilla cristiana en Navarra desde el siglo IV»

José Calderero de Aldecoa
Foto: EFE/Jesús Diges

Javier Leoz, párroco de San Lorenzo –templo del que depende la capilla de san Fermín–, lamenta la pérdida del sentido cristiano de las fiestas en honor del santo. «Somos conscientes de que las fiestas populares en muchos aspectos han ido cambiando, cuando no degradando, y también secularizando», asegura. Aunque –matiza– «los sanfermines no son, ni de lejos, lo que la prensa internacional vende».

Para volver a los orígenes, el sacerdote cree que desde las instituciones se tendría que hacer un esfuerzo para recordar el carácter religioso de estas fiestas. «El poder civil, últimamente obsesionado con el “laicismo reivindicativo”, ha de caer en la cuenta que las ideas pasan y quedan las raíces. Estamos en un momento en el que hay que aclarar muchas cosas pero, sobre todo, denunciar el sectarismo que intenta dinamitar el patrimonio espiritual que conforma la cultura, la vivencia y la tradición de un pueblo como Navarra», comenta Leoz a Alfa y Omega.

Pero para que «Navarra despierte y mantenga el Júbilo de tener como patrón a san Fermín», el arzobispo de la ciudad, monseñor Francisco Pérez, pidió al Papa que se decretase un Año Jubilar en la capital navarra con motivo del tercer centenario de la consagración de la Capilla de San Fermín. «El Año Jubilar pretende ir a la esencia de san Fermín y recordar la siembra de la semilla cristiana en Navarra desde el siglo IV» explica Javier Leoz.

Apertura del Año Sanferminero

La apertura del año sanferminero, para el que los fieles se están preparando desde hace cinco meses, tendrá lugar el viernes 7 de julio de 2017. Ante tamaña celebración, a la capilla del patrón de Navarra se le ha hecho un lavado de cara. «La nave central ha sido pintada, se ha renovado toda la iluminación interna y externa y se ha recuperado el museo de san Fermín, que próximamente abrirá sus puertas».

Para este día, «los actos son muy densos y muy populares: la aurora a las 7 de la mañana, la Misa de los auroros, la Eucaristía de la Escalera y la Misa solemne seguida de la procesión», cuenta el párroco. Para el viernes también está previsto que se lea el decreto de la declaración como santo de San Fermín.

Y tras la apertura de la Puerta Santa, durante el año jubilar ya se están preparando diferentes «peregrinaciones, ponencias, exposiciones, obras de caridad y otras tantas iniciativas pastorales», asegura Leoz.

María Redondo / J. C. de A.