Iglesia: di Jesucristo

El próximo miércoles, 28 de enero, la Conferencia Episcopal Española entrega los Premios ¡Bravo! 2014, por los que la Iglesia reconoce la labor de los comunicadores de la Buena Noticia, del Evangelio. La entrega continuada y el trabajo en medios públicos como RTVE y EFE han sido las dos notas características de esta edición

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

El próximo miércoles, 28 de enero, la Conferencia Episcopal Española entrega los Premios ¡Bravo! 2014, por los que la Iglesia reconoce la labor de los comunicadores de la Buena Noticia, del Evangelio. La entrega continuada y el trabajo en medios públicos como RTVE y EFE han sido las dos notas características de esta edición

La última edición de los Premios ¡Bravo! ha puesto la mirada, en especial, en aquellos profesionales de la comunicación que han trabajado de forma continuada, muchas veces a lo largo de varias décadas, al servicio de la Buena Noticia, incluso en ámbitos comunicativos no específicamente cristianos. Como afirma José Gabriel Vera, Secretario del Jurado de los Premios, «en esta edición los ¡Bravo! han reconocido muchas trayectorias de personas que han dado su vida al servicio de la comunicación de la Iglesia».

Julián del Olmo (a la derecha), durante la grabación de Pueblo de Dios

Uno de ellos es el padre Manuel Muñoz, director de La Misa en España, en RNE, y presentador de Horizonte, en Radio Exterior de España, que ha recibido el Premio ¡Bravo! de Radio. «Lo que yo anuncio en la radio, en primer lugar, es la Eucaristía –afirma a Alfa y Omega–, y ése es un misterio que llega al corazón de un modo imprevisible para nosotros. Dios no tiene fronteras. La Eucaristía no es un espectáculo, sino una celebración de la fe en Jesucristo; eso es lo que tiene que llegar, y llega hasta donde no sabemos, pero llega y llega siempre».

Por eso, que la Iglesia tenga un espacio en los medios de comunicación de titularidad pública –fruto de los Acuerdos Iglesia-Estado, por los que éste se compromete a velar para que sean respetados, en sus medios de comunicación social, los sentimientos de los católicos, estableciendo los correspondientes acuerdos con la Conferencia Episcopal Española–, supone para el padre Muñoz «llevar a todos el Evangelio, que es el quehacer principal de la Iglesia. La Iglesia en España ha querido hacerse presente también en un medio público, porque se dirige a toda la sociedad, sin límites».

De la misma opinión es Julián del Olmo, Director del programa Pueblo de Dios –más de 30 años en antena–, de TVE, Premio ¡Bravo! de Televisión, para quien «la Iglesia de Jesús es para este mundo, con sus pros y sus contras, y no es un estanque dorado, sino un río que fertiliza la tierra por donde pasa». En este contexto, la Iglesia «tiene que decir a Jesucristo: Jesús es la Gran Noticia de la Iglesia».

Juan Lara, junto al Papa Francisco

Y es una Noticia que se ofrece también «en un gran medio de comunicación como es Televisión Española, en la que Pueblo de Dios muestra la Iglesia misionera y samaritana en España y en el mundo a un público plural, tanto en el aspecto religioso como ideológico».

Un producto maravilloso

El Premio ¡Bravo! al Trabajo diocesano en medios de comunicación ha sido para el padre capuchino Fermín de Mieza, desde 1957 Director de El Santo, una revista que lleva 74 años «ofreciendo información religiosa, social, moral y educativa», un servicio necesario, pues «mucha gente vive como si Dios no existiera…, pero el hombre tiene sed de Dios, y no admite sucedáneos». Así, la Iglesia tiene «un producto maravilloso, que es lo que el mundo de verdad necesita, y tenemos que saber venderlo. Dios no ha muerto, y hay que llevarlo a los hombres. Una Iglesia que no hace esto, no vale».

El padre Manuel Muñoz

Juan Lara, ex-corresponsal de la agencia EFE en el Vaticano y actual director de EFE en Andalucía, Premio ¡Bravo! de Prensa, defiende que «la Iglesia sigue siendo noticia y sigue teniendo validez, porque el hombre es un ser con un profundo sentido religioso, un ser imperfecto que busca a Dios, aunque muchas veces parezca que pasa de Él». Aun así, la Iglesia tiene aún «mucho que decir», porque «el Evangelio no se agota, ya que, en cada época, responde a las exigencias que en ese momento tiene el hombre. La coherencia de vida de los cristianos y la purificación de la Iglesia son vitales a la hora de mostrar el Evangelio, y para que éste cale en la sociedad».

En esta tarea, la plataforma iMisión, Premio ¡Bravo! de Nuevas Tecnologías; la distribuidora cinematográfica European Dreams Factory, Premio ¡Bravo! de Cine; el cantautor Nico Montero, Premio ¡Bravo! de Música; o la Campaña de comunicación del Domund 2014, de las Obras Misionales Pontificias, Premio ¡Bravo! de Publicidad, recorren, cada uno a su manera, el camino del hombre entrado ya en el siglo XXI, que pasa, como siempre, por Cristo, Camino, Verdad y Vida.

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo