Entidades de la Iglesia piden «garantías» ante la devolución de los inmigrantes que saltaron la valla de Melilla - Alfa y Omega

Entidades de la Iglesia piden «garantías» ante la devolución de los inmigrantes que saltaron la valla de Melilla

La red Migrantes con Derechos ha pedido que se «cumplan las garantías de cualquier procedimiento de devolución» con los 200 inmigrantes que el domingo saltaron la valla de Melilla. La devolución exprés a Marruecos de estas personas «violaría el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos», han apuntado en un comunicado

José Calderero de Aldecoa
Imagen de archivo de varios inmigrantes sobre la frontera que separa España y Marruecos. Foto: AFP Photo/Blasco Avellaneda

Ante el multitudinario salto a la valla de Melilla del domingo, en el que un inmigrante perdió la vida, la red Migrantes con Derechos –integrada en Málaga por la delegación de Migraciones del arzobispado, por el Servicio Jesuita a Migrantes, por las Hermanas Apostólicas-Santo Ángel y Cáritas Málaga– ha expresado «su dolor e impotencia por esta nueva pérdida de una vida humana en nuestras fronteras».

Para estas organizaciones, sucesos como estos confirman que las vallas «siguen siendo signo de violación de derechos, sinónimos de tragedia y frustración», y representan «los muros donde se estrella la incapacidad de nuestra sociedad para transformar el drama de las migraciones en una oportunidad para la acogida, el encuentro y la hospitalidad».

Por otro lado, ante la devolución de parte de los más de 200 subsaharianos que el domingo consiguieron saltar la valla de Melilla, la red ha pedido que se «cumplan, también en este caso, las garantías de cualquier procedimiento de devolución». La devolución exprés a Marruecos de estas personas «violaría el artículo 3 del Convenio Europeo de Derechos Humanos», han apuntado en un comunicado.

Concretamente, la red Migrantes con Derechos reclama la «identificación de cada persona –para detectar la presencia de menores entre las personas recién llegadas–; la verificación de sus circunstancias personales»; y que se les proporcione «la información sobre la posibilidad y procedimiento para solicitar protección internacional», así como «sobre el eventual procedimiento de devolución y los recursos disponibles» contra la misma.

Antes de concluir, recuerdan que «estas garantías básicas requieren tiempo y recursos» y que «la rapidez no es siempre síntoma de eficacia cuando lo que está en juego son las vidas y el futuro de personas que traen consigo, en la mayoría de los casos, la traumática experiencia de un largo tránsito migratorio».

«Las garantías jurídicas son también una exigencia de una sociedad democrática e inclusiva a las que no podemos renunciar y que urge fortalecer especialmente en un momento donde se escuchan voces que pretender situar a los seres humanos más vulnerables fuera de la legalidad», concluye el comunicado.