Enfoque - Alfa y Omega
Foto: AFP Photo/Osservatore Romano

El chaleco sin dueña

Mientras el Papa mostraba el sábado a un grupo de escolares el chaleco de una niña siria ahogada en el mar –regalo de la ONG española Proactiva Open Arms–, se cerraba la semana más terrible en lo que llevamos de año: 700 refugiados fallecidos en el Mediterráneo. «Vosotros sois valientes y conocéis la verdad. Muchos niños, niñas, hombres y mujeres están en peligro», les dijo Francisco a cientos de niños de distintas etnias y religiones llegados desde Calabria a bordo del Tren de los niños, iniciativa del Pontificio Consejo de la Cultura. Los alumnos de un colegio le escribieron: «Prometemos que acogeremos a quien llegue a nuestro país, no consideramos nunca un enemigo peligroso a quien tiene un color de piel diferente, habla una lengua diferente o profesa otra religión», puede leerse. En un diálogo improvisado, los chicos aseguraron que es «una injusticia» que no se deje pasar a los inmigrantes. Francisco les recordó la importancia de palabras como «paz, fraternidad, compasión, bien, igualdad y acogida».


Foto: CEE

Transparencia en la Iglesia

La Conferencia Episcopal firmó el martes un acuerdo con Transparencia Internacional España que supone un paso más en su apuesta decidida por las buenas prácticas contables y la rendición de cuentas. Entre las medidas más llamativas, se impulsará un Portal de Transparencia en todas las diócesis, se desarrollará una adaptación del Plan Contable para las entidades religiosas y se elaborarán manuales de buenas prácticas para su aplicación en ámbitos diocesanos. El objetivo es trasladar estas buenas prácticas hasta el último rincón de la Iglesia en España. En la foto, de izquierda a derecha, Jesús Lizcano, presidente de Transparencia Internacional España, el secretario general de la CEE, José María Gil Tamayo, y el vicesecretario para Asuntos Económicos, Fernando Giménez Barriocanal.