El Papa «trabaja con determinación» para lograr «un mundo sin armas nucleares»

El Pontífice subrayó la amenaza que representa este tipo de armamento durante una visita al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. El Vaticano ha convocado un seminario entre el 10 y el 11 de noviembre para abordar esta cuestión

Alfa y Omega
El Papa Francisco en la Asamblea General de Naciones Unidas, en 2015. Foto: CNS

El Pontífice subrayó la amenaza que representa este tipo de armamento durante una visita al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. El Vaticano ha convocado un seminario entre el 10 y el 11 de noviembre para abordar esta cuestión

El Papa Francisco advirtió este lunes del riesgo que representa para el mundo la existencia de armas nucleares y dijo que «la humanidad corre el riesgo de suicidarse» con ellas.

El Pontífice, como ya ha hecho en otras ocasiones, subrayó la amenaza que representa este tipo de armamento, durante una visita al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, según informó Radio Vaticano.

Su preocupación es tal que Francisco «trabaja con determinación para promover las condiciones necesarias para un mundo sin armas nucleares», declaró el portavoz vaticano Greg Burke.

Simposio sobre armas nucleares

En este sentido, el Vaticano ha convocado un seminario entre el 10 y el 11 de noviembre para abordar esta cuestión. El simposio lleva por título Perspectivas para un mundo libre de armas nucleares y por un desarme integral y en él la Santa Sede estará representada por el secretario de Estado, Pietro Parolin, y por el secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, Paul Richard Gallagher, entre otros.

Asimismo, participarán algunos premios Nobel de la Paz como el bangladesí Muhammad Yunus (2006), la británica Mairead Corrigan-Maguire (1976), la estadounidense Jody Williams (1997), el argentino Adolfo Pérez Esquivel (1980) y el egipcio Mohamed El Baradei (2005).

También intervendrán la responsable de asuntos de desarme en las Naciones Unidas, Izumi Nakamitsu; Paolo Cotta-Ramusino, secretario general de Pugwash, organización con el Nobel de la Paz en 1995; y Beatrice Fihn, directora de la Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), que este año logró ese mismo galardón.

Francisco considera el desarme nuclear como «un imperativo moral y humanitario» y ya durante su discurso en la sede de Naciones Unidas, en septiembre de 2015, reclamó la «total prohibición» de las armas atómicas.

El Vaticano niega la mediación del Papa

En la misma nota, el portavoz vaticano Greg Burke negó que existiera una «mediación» del Pontífice entre EE.UU. y Corea del Norte para el desarme nuclear. «Es falso hablar de una mediación de parte de la Santa Sede», aseguró el excorresponsal de la cadena Fox News.

Agencias/Alfa y Omega