Documental La Misa, el beso de Dios: «Si supiéramos Quién está ahí delante…»

De la mano de Jim Caviezel, Scott Hahn, Raniero Cantalamessa y Emerson Fitipaldi, llega a España el documental La Misa, el beso de Dios, un recorrido por la liturgia eucarística salpicado con testimonios personales

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Un fotograma del documental, que muestra la celebración de la Eucaristía en la playa de las Catedrales de Lugo. Foto: Oceanoe.com

De la mano de Jim Caviezel, Scott Hahn, Raniero Cantalamessa y Emerson Fitipaldi, llega a España el documental La Misa, el beso de Dios, un recorrido por la liturgia eucarística salpicado con testimonios personales

«Tenemos un tesoro oculto y brutal en el altar que te cambia la vida. Es una alianza de Dios con nosotros que se renueva en cada Misa delante de nuestras narices, y por pura gracia suya comulgamos y somos beneficiarios de ese alianza», dice Pietro Ditano, director de La Misa, el beso de Dios, un documental sobre la Eucaristía a cargo de José Pedro Manglano que se estrenará el año que viene, primero en España y luego en todo el mundo, debido a su carácter internacional, pues cuenta con figuras como Emerson Fitipaldi, Jim Caviezel, Scott Hahn, Raniero Cantalamessa, la religiosa Briege McKenna o Ralph Martin, testigo del nacimiento de la Renovación Carismática en Estados Unidos en los 60.

El documental, que está ahora en busca de financiación por parte de su productora (www.oceanoe.com), lleva a la pantalla las intuiciones sobre la Eucaristía de Manglano, así como los contenidos del libro de Benedicto XVI Un canto nuevo para el Señor y su concepto de «liturgia cósmica». «Queremos mostrar cómo toda la Creación entera participa de la Misa, y para sugerir este aspecto hemos grabado la Eucaristía en entornos espectaculares, como la playa de las Catedrales, en Lugo, o algunos paisajes nevados en Islandia», dice Pitano.

«La carne de Jesús atraviesa nuestra carne»

La cinta hace un recorrido por la Misa en orden cronológico, en la que se van incorporando intervenciones y testimonios tanto de figuras reconocidas del orbe católico como de personas anónimas. «La idea es que la gente, entre ellos muchos jóvenes, cuenten su experiencia real de la Misa. No es algo catequético sino testimonial, narrado desde la afectividad. Hay algo íntimo y personal en la Misa que hace que la gente abra su corazón para compartir sus vivencias de la Eucaristía».

Así, el excorredor de Fórmula 1 Emerson Fitipaldi, evangélico, da su experiencia sobre la Palabra: «Él se levanta cada día a las cinco de la mañana para orar y leer la Biblia, y cuenta todo el poder transformador que tiene la Escritura, toda su presencia de Dios», explica el director.

La religiosa Briege McKenna es conocida por haber experimentado la sanación de su artritis reumatoide durante una Eucaristía, después de tres años en silla de ruedas. Años después predicaría en un retiro internacional para sacerdotes organizado por el Vaticano. «Ella aporta su experiencia de sanación, resalta cómo la carne de Jesús pasa por nuestra carne al comulgar, y cómo eso nos sana y nos debe hacer tomar conciencia de que ese trozo de pan es el mismo Jesús que pasó por la tierra hace dos mil años».

Por su parte, Cantalamessa aborda la liturgia como trampolín para el encuentro con los demás, y Ralph Martin, testigo del nacimiento de la Renovación Carismática en Estados Unidos en los 60, centra su intervención en la Eucaristía cómo el lugar donde se desvela la gloria de Dios. La cinta también aborda «cómo puedes nutrirte afectivamente e íntimamente de la Misa igual que los esposos se nutren el uno al otro en el encuentro sexual, todo narrado con una belleza sublime y mucha delicadeza», explica Ditano.

Para entrar en Misa con el corazón en la mano

«Nuestro objetivo es que podamos tomar conciencia real de la brutalidad y de la grandiosidad de la Misa, algo que quizá se nos puede pasar desapercibido en el día a día». Además, «queremos mirar la Eucaristía desde la afectividad y dar a la gente claves de acceso para entrar en la Misa con el corazón en la mano».

El documental lleva detrás «mucho tiempo y mucha oración, y el Señor lo está llevando como quiere. Vemos en muchos detalles que es su proyecto, no el nuestro». Y aunque es un producto que va a atraer a los creyentes, porque «quien tenga fe lo va a disfrutar mucho», el teaser ha llamado la atención también a muchos alejados: «El foco que le hemos puesto a la naturaleza es muy atractivo, y visualmente queda muy impactante».

Para Ditano, «es una tragedia estar en Misa y andar pensando en tonterías. El documental va a aportar mucha luz en este sentido. Quiere hacernos pensar: “Si supiéramos de verdad Quién está ahí delante…”». La Eucaristía «nos mejora la vida. Yo vivo eso día tras día, y como yo tantos cristianos que viven de esa presencia viva que transforma las vidas».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo


Más sobre el documental AQUÍ