¿Cómo de profunda es la división de la sociedad española? - Alfa y Omega

¿Cómo de profunda es la división de la sociedad española?

Un grupo de profesores y profesionales de distintas procedencias impulsan el Instituto para la Reconciliación a fin de estudiar la fractura social y combatirla

Rodrigo Pinedo
Impulsores del Instituto para la Renconciliación en reunión virtual. Foto: Instituto para la Reconciliación

El pasado 2 de octubre, en el aniversario del nacimiento de Gandhi, fue presentado en Madrid el Instituto para la Reconciliación, que quiere «proponer y construir posibilidades de encuentro, diálogo y reconciliación en la esfera pública». Lo ha impulsado un grupo de profesores de universidad, artistas y activistas, al que se están sumando profesionales de otras áreas.

Como explica Rosario González Martín, profesora del Departamento de Estudios Educativos de la Universidad Complutense de Madrid, el mundo vive un contexto de crisis, en el que «la precariedad y las desigualdades tienen carácter sistémico» y «las redes comunitarias y las familias están sometidas a grandes presiones». Ahí surge «una violencia estructural, no siempre fácil de identificar, que genera resentimiento» y que algunos intentan aprovechar para «obtener réditos políticos». El resultado –detalla– es «una sociedad más atomizada, dividida y debilitada comunitariamente», a veces más conflictiva, otras indiferente y, en general, «incapaz de un debate abierto y profundo». 

En el caso particular de España, desde el nuevo instituto reconocen que «tenemos muchas heridas» e invitan a «tomar conciencia del dolor que supusieron y del trabajo que muchos de los nuestros realizaron para superarlo», sin intentar «sacar rédito político». Para trabajar precisamente por «una sociedad diversa, comprometida y que, al mirar al pasado, no se quede atrapada en sus propias trampas y reconozca lo que quiere para el futuro», de partida van a dar visibilidad a iniciativas que fomenten el encuentro y a organizar, entre otros, espacios de diálogo para personas con posturas «que se entienden enfrentadas» o distintos premios artísticos en torno a la reconciliación. Desde el punto de vista académico, van a impulsar «experiencias en laboratorio que nos permitan entender la profundidad de las divisiones y las fracturas sociales» y a avanzar en «un análisis de las causas y las consecuencias de esas dinámicas».

De esta forma, los impulsores del Instituto para la Reconciliación dan un paso al frente para recordar, como hace el Papa en Fratelli tutti, que «es más lo que nos une que lo que nos separa» y que «todos somos igual de vulnerables, unos aún más que otros por las situaciones tan duras que viven». «Démonos la mano y construyamos una sociedad más justa, reconociéndonos en nuestra riqueza y diversidad», piden.