Tragedia en la parroquia de Padrón

Colaborador

Doña María Soto, una mujer de 80 años que llevaba 26 asistiendo al sacerdote de la casa parroquial de Cruces (Padrón), ha muerto durante el asalto de tres individuos ocurrido el pasado domingo por la noche. Los asaltantes golpearon, amordazaron y ataron al sacerdote y párroco de Cruces, el padre Ramón Barral, y a la anciana, que consiguió soltarse y fue amordazada de nuevo, algo más fuerte, por los captores. El Arzobispado de Santiago ha manifestado su consternación por el asalto y la muerte de la anciana, y ha mostrado su preocupación por lo sucedido, ya que es la tercera vez que se asalta la casa parroquial, siempre días después de las fiestas, cuando hay dinero en la casa.