Profanaciones y pintadas en templos: así se manifiesta el odio a los cristianos en España - Alfa y Omega

Profanaciones y pintadas en templos: así se manifiesta el odio a los cristianos en España

Según datos recogidos por la OSCE, los ataques a cristianos en nuestro país aumentaron ligeramente en 2018

Fran Otero
Foto: Álvaro Carmona

Según datos recogidos por la OSCE, los ataques a cristianos en nuestro país aumentaron ligeramente en 2018

Las profanaciones y las pintadas en templos son los ataques a los cristianos más frecuentes en nuestro país, tal y como se detalla en el último informe sobre delitos de odio publicado por la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos de la OSCE. Un trabajo que recoge los incidentes en casi 60 países, entre ellos España, relacionados con racismo y xenofobia y prejuicios por creencias religiosas, sexo, orientación sexual o discapacidad.

Los datos que aporta este estudio se dividen en dos: los oficiales y los reportados por la sociedad civil. Según las estadísticas ofrecidas por el Ministerio del Interior a la OSCE, los delitos de odio relacionados con las creencias religiosas han descendido en 2018 con respecto al año anterior. Sin embargo, si tenemos en cuenta los datos aportados por distintas asociaciones las realidad es bien distinta, es decir, aumentan.

Sucede así en el caso de los ataques contra los cristianos que, en su mayoría, tienen que ver con profanaciones y pintadas en templos. En total, en 2018 se produjeron en España 57 incidentes, la mayoría relacionados con la fe católica: 50 ataques a templos y propiedades, 5 agresiones contra personas y 2 casos de amenazas.

Del total, 26 (el 45 %) fueron pintadas en templos, de las que 11 se produjeron solo en el mes de marzo. Cabe reseñar sobre este dato que es habitual que el Día Internacional de la Mujer, el 8 de ese mes, algunos grupos radicales realicen pintadas ofensivas a la fe católica en fachadas de templos. Así lo denunció ese mismo año el Arzobispado de Madrid.

También tienen un peso importante las profanaciones, que en su mayoría tienen que ver con la entrada con violencia en los templos, la destrucción de imágenes, el robo de objetos o los ataques a la Eucaristía. En varios casos, las formas consagradas fueron derramadas por el suelo. En hasta cuatro ocasiones, los asaltantes utilizaron objetos incendiarios.

Aunque la mayor parte de los incidentes tienen que ver con la Iglesia católica, en lo que se refiere a agresiones a personas la mayoría se produjeron a testigos de Jehová que se encontraban en la calle llevando a cabo actividades religiosas. De los cinco casos, tres fueron a estos creyentes.

El informe también recoge los ataques a los musulmanes en nuestro país, casi la mitad de los que afectan a cristianos. En total, los creyentes de esta religión sufrieron 29 ataques: 19 relacionados con propiedades, cinco agresiones y cuatro amenazas.

F. Otero