Los reyes rinden homenaje a fray Junípero Serra en Mallorca - Alfa y Omega

Los reyes rinden homenaje a fray Junípero Serra en Mallorca

El rey apareció este lunes en público tras la salida de España de don Juan Carlos, y lo primero que hizo fue rendir homenaje a fray Junípero Serra, el franciscano español que, tras décadas de servicio en España, viajó a América a evangelizar a los indígenas y cuyas estatuas han sufrido ahora, en Estados Unidos y en Mallorca, los ataques de movimientos violentos

Redacción

La familia real se desplazó este lunes al municipio mallorquín de Petra para rendir homenaje a fray Junípero Serra, el franciscano español que, tras décadas de servicio en España, viajó a América a evangelizar a los indígenas y cuyas estatuas han sufrido ahora, en Estados Unidos y en Mallorca, los ataques de movimientos violentos. Igual que las estatuas de Cristóbal Colón. Los reyes y sus hijas visitaron tres lugares emblemáticos en la vida de fray Junípero: el museo, la casa natal y el santuario de la Madre de Dios de Bonay (buen año, en alusión a las lluvias que propició la Virgen tras varias temporadas de sequía). Este santuario está considerado como el último lugar donde el franciscano predicó antes de partir a América.

Desde Mallorca a California

En la cuna de fray Junípero, el rey dejó escritas unas palabras en el libro de honor, en las que rindió homenaje al santo que llevó «su magistratura, su devoción y su humanismo» desde Mallorca a California. «Este nexo de España, México y los Estados Unidos de América será por siempre admirado y valorado. A ello unimos nuestro compromiso», añadió, y firmaron los cuatro miembros de la familia real.

No es la primera vez que los Reyes rinden homenaje a san Junípero –fue canonizado en 2015 por el Papa Francisco–. En 2013, todavía siendo príncipes, ambos visitaron en California la tumba del franciscano y, tras depositar una corona de laurel con una cinta con los colores de la bandera de España, don Felipe recordó que su antepasado, Carlos III, encomendó a los franciscanos la misión de integrar a los nativos americanos en la sociedad española.

Siete años después de visitar su tumba, los reyes recorrieron ayer la casa natal del religioso, que vino al mundo el 24 de noviembre de 1713 y partió a América en 1749. Y contemplaron, asombrados, que en la iglesia en la que el franciscano rezaba de niño están todos los santos y la Virgen con cuyos nombres bautizó sus misiones y que, con el paso de los años, se convirtieron en grandes ciudades. El origen de Los Ángeles, San Diego o San Francisco, entre muchas otras, está en Petra.

Redacción / ABC