Las reliquias de san Antonio de Padua ya están en Madrid - Alfa y Omega

Las reliquias de san Antonio de Padua ya están en Madrid

Varias parroquias acogen hasta el jueves 14 de abril las reliquias del conocido santo, que por primera vez llegan a España

Redacción

Varias parroquias acogen hasta el jueves 14 de abril las reliquias del conocido santo, que por primera vez llegan a España

Las reliquias de san Antonio de Padua ya han llegado, por primera vez en su historia, a Madrid, donde se podrán venerar hasta el jueves 14 de abril en distintas parroquias.

El itinerario

Tras haber pasado por la parroquia San Sebastián Mártir, de Carabanchel, el sábado, este domingo el relicario estará en la parroquia de Santa María de Caná, de Pozuelo de Alarcón. En todas las Misas que se celebren durante la jornada se intentará vincular la figura de san Antonio de Padua con la misericordia, mostrando cómo ésta llega también a través de los santos. Además, las reliquias del santo, que estarán presentes en el templo, podrán ser veneradas después de cada Misa.

El lunes 11, los fieles podrán venerarlas en la parroquia de Nuestra Señora del Rosario (plaza de los Franciscanos, 3), de Batán, de los padres franciscanos conventuales. Y, por la tarde, en la parroquia de San Antonio de las Cárcavas y Valdebebas, de 17:30 a 21:00 horas, con motivo de los actos del primer aniversario de Dedicación del templo.

La Cofradía El Guindero de la parroquia Santa Cruz (c/Atocha, 6) celebrará su tradicional martes de San Antón con la presencia de las reliquias, el 12 de abril, desde las 18:30 hasta las 20:00 horas. Al día siguiente, miércoles 13, las reliquias serán expuestas en este templo para su veneración popular.

La despedida de las reliquias de san Antonio de Padua tendrá lugar el jueves 14 de abril en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas.

¿Qué reliquias son?

La comunidad franciscana conventual del convento de Arcella, cerca de Padua, en Italia, y la Obra de El Pan de los Pobres, de la Sociedad de San Vicente de Paúl, de Bilbao, han organizado la primera peregrinación a España de uno de los tres bustos-relicario de san Antonio de Padua.

Se trata de un trozo de massa corporis extraída durante la segunda exhumación de los restos del santo franciscano, efectuada en 1981, con motivo de los 750 años de su muerte.

En aquella ocasión, los frailes menores conventuales, custodios de la basílica de San Antonio, en Padua, separaron algunos trozos de la masa corpórea del santo de origen portugués, con permiso de la Santa Sede, e hicieron tres relicarios para que peregrinasen por Italia y el mundo entero.

Patrono de las causas perdidas

La basílica de San Antonio, en la localidad italiana de Padua, es visitada cada año por más de cuatro millones de personas. Desde la antigüedad, los Frailes Menores Conventuales se ocupan con gran devoción y atención del templo, en el que se custodia el cuerpo del santo patrono de las causas perdidas. Su tumba es venerada por numerosos peregrinos cada día, y a su alrededor se encuentran promesas y oraciones de los fieles devotos.

Alfa y Omega/Infomadrid