Las mejores 25 frases del Papa sobre la esperanza - Alfa y Omega

Las mejores 25 frases del Papa sobre la esperanza

La esperanza cristiana es el tema elegido por el Papa para las catequesis de los miércoles. Desde que comenzaron, hace 28 semanas, Francisco ha citado una serie de ejemplos para explicar qué es la esperanza y abrir un camino para el diálogo y la reflexión entre los fieles

Redacción

La esperanza cristiana es el tema elegido por el Papa para las catequesis de los miércoles. Desde que comenzaron, hace 28 semanas, Francisco ha citado una serie de ejemplos para explicar qué es la esperanza y abrir un camino para el diálogo y la reflexión entre los fieles. Estas son las 25 frases más relevantes seleccionadas por Radio Vaticana

1. «Podemos tener tantos problemas, tantas dificultades, pero cuando nos encontramos ante un niño nos surge dentro una sonrisa, la simplicidad, porque nos encontramos ante la esperanza: ¡un niño es la esperanza!».

2. «La esperanza no defrauda. ¡El optimismo defrauda, la esperanza no! ¿Entendido?».

3. «El mal no triunfará por siempre, existe un final para el dolor».

4. «Así es la esperanza, sorprende y abre horizontes, nos hace soñar lo inimaginable, y lo realiza».

5. «Para hablar de esperanza con quien está desesperado, se necesita compartir su desesperación; para secar una lágrima del rostro de quien sufre, es necesario unir a su llanto el nuestro».

6. «Cuantas veces las abuelas saben decir la palabra justa, la palabra de esperanza, porque tienen la experiencia de la vida, han sufrido mucho, se han encomendado a Dios y el Señor les da este don de darnos consejos de esperanza».

7. «La esperanza cristiana es tener la certeza que yo estoy en camino hacia algo que es y no lo que yo quiero que sea».

8. «Esperar significa e implica un corazón humilde, pobre. Solo un pobre sabe esperar. Quien está lleno de sí y de sus bienes, no sabe poner la confianza en ningún otro sino en sí mismo».

9. «La compasión es padecer con el otro, sufrir con el otro, acercarme a quien sufre… una palabra, una caricia, pero que salga del corazón, esto es la compasión».

10. «La ofensa se vence con el perdón; para vivir en paz con todos».

11. «Si no es fácil creer, mucho menos lo es esperar».

12. «Cuando se rompe la comunión con Dios, el hombre pierde su propia belleza originaria y termina por desfigurar alrededor de sí cada cosa».

13. «Estamos llamados al amor, a la caridad y esta es nuestra vocación más alta, nuestra vocación por excelencia».

14. «Los mafiosos piensan que el mal se puede vencer con el mal, y así realizan la venganza y hacen muchas cosas que todos nosotros sabemos. Pero no conocen que cosa es la humildad, la misericordia y la mansedumbre. ¿Y por qué? Porque los mafiosos no tienen esperanza. ¡Eh! Piensen en esto».

15. «Quien ama pierde poder, quien dona, se despoja de algo y amar es un don».

16. «Donar la vida, no poseerla: Esto es aquello que hacen las mamás, dan otra vida, sufren, pero luego son felices, gozosas porque han dado otra vida».

17. «El amor da a la luz la vida y da incluso sentido al dolor».

18. «Los lazos más auténticos no se quiebran ni siquiera con la muerte: hay quien sigue amando, aunque la persona amada se haya ido para siempre».

19. «En el fondo somos todos un poco como los dos discípulos de Emaús. Cuántas veces en la vida hemos esperado, cuántas veces nos hemos sentido a un paso de la felicidad, y luego nos hemos encontrado por los suelos decepcionados».

20. «Mientras haya vida, hay esperanza, dice un dicho popular; y es verdad también lo contrario: mientras hay esperanza, hay vida».

21. «Detrás de tantas formas de odio social y de vandalismo, se esconde con frecuencia un corazón que no ha sido reconocido».

22. «No existen los niños malos, como tampoco existen los adolescentes del todo malvados, existen personas infelices».

23. «La vida del ser humano es un intercambio de miradas: alguien que al mirarnos, nos arranca una primera sonrisa».

24. «Quien ama de verdad tiene la necesidad y el valor de decir “para siempre”. […] No como dicen algunos: “ mientras dure el amor”. No: ¡para siempre!. Si no, es mejor que no te cases. O para siempre o nada».
25. «El amor llama al amor, de un modo mucho más fuerte de cuanto el odio llama a la muerte».

Alfa y Omega