La catedral de Barcelona instala una escultura de Sant Jordi basada en un modelo de Dalí

Alfa y Omega

La catedral de Barcelona ha instalado una escultura de Sant Jordi y el dragón, obra creada a partir de una pieza de cera de Salvador Dalí, en una de las capillas del claustro del templo.

El pasado 23 de abril, festividad de Sant Jordi, se celebró la ceremonia de bendición y colocación de la obra del artista ampordanés.

A partir del molde de cera creado en 1976 por el pintor de Figueres, se realizó la fundición en bronce de 44 esculturas, y una de estas copias es la que ahora se encuentra en la catedral.

La obra fue bendecida por el decano-presidente del Capítulo Catedralicio, Joan Guiteras. En el acto también intervinieron Joan-Xavier Bofill i Pellicer, gran maestre del Estamento de Caballeros Nobles del Principado de Cataluña, que era quien hacía la donación de la escultura, y, finalmente, Nicolau Descharnes, hijo de quien fue secretario, colaborador y amigo personal del genio ampurdanés y actualmente gran especialista y valedor de las obras de Dalí.

Arzobispado de Barcelona/Alfa y Omega