El feminismo tal como se concibe hoy nos ha fastidiado mucho a las mujeres. Aquellas que decidieron que la forma de conseguir lo que querían era odiar a los hombres se hicieron un flaco favor. Apoyo la igualdad, pero también creo que los sexos son importantes y existen por alguna razón. Las chicas que, simplemente, quieren tener hijos y disfrutarlos reciben muchas críticas, como si su actitud fuera negativa o carecieran de ambición. A mí no me parece mal; pensar que una mujer es inferior es claramente un problema.