Escuelas Católicas pide a la ministra Celáa que mantenga el concepto de demanda social

En la primera reunión formal con el Ministerio de Educación, abre una vía de colaboración para atender a los niños y jóvenes migrantes que están llegando a nuestro territorio

Fran Otero

En la primera reunión formal con el Ministerio de Educación, abre una vía de colaboración para atender a los niños y jóvenes migrantes que están llegando a nuestro territorio

Escuelas Católicas, que representa al 60 % de los centros privados concertados de nuestro país, mantuvo este lunes un primer encuentro formal con la ministra de Educación, Isabel Celáa, y con el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana, en el que se abordaron distintas cuestiones con respecto a la enseñanza concertada en general y la católica en particular, y en la que pusieron sobre la mesa sus propuestas y preocupaciones. «Valoramos el encuentro positivamente», reconoció Escuelas Católicas en un comunicado posterior.

Al encuentro, que se desarrolló con cordialidad, acudieron, por parte de Escuelas Católicas, su presidente, José María Alvira; su secretario general adjunto, Luis Centeno, y el director del Departamento Jurídico, Juan Manuel Ruiz. Estos plantearon a los responsables del Ministerio de Educación la necesidad de «establecer cauces de diálogo que permitan llegar a acuerdos que aporten estabilidad al sistema educativo» o la importancia de garantizar la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a elegir el tipo de educación y centro que quieren para sus hijos, «considerando, por tanto, el concepto de demanda social como factor necesario para tener en cuenta la programación de las enseñanzas». Del mismo modo, también le hicieron llegar una petición histórica del sector, como es la de adecuar el módulo del concierto al coste real del puesto escolar.

Ambas partes coincidieron en la necesidad de alcanzar un consenso a la hora de introducir de cambiar la legislación educativa, así como en su interés por la inclusión social de los niños y jóvenes inmigrantes que están llegando todos los días a nuestro país. En este sentido, Escuelas Católicas manifestó al Gobierno su compromiso y colaboración en la atención debida a este colectivo.

Del mismo modo, mostraron su deseo de mantener abiertos cauces que favorezcan el diálogo y la búsqueda de acuerdos en un clima de consenso en el conjunto de la comunidad educativa.

F. O.