«El desarrollo no es solo crecimiento económico»

Más de 600 personas han participado en las IV Jornadas de Pastoral que ha organizado este fin de semana la Delegación de Apostolado Seglar de Toledo…

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Flaminia Giovanelli y monseñor Braulio Rodríguez, arzobispo de Toledo. Foto: Ana Pérez Herrera

Más de 600 personas han participado en las IV Jornadas de Pastoral que ha organizado este fin de semana la Delegación de Apostolado Seglar de Toledo

La subsecretaria del Consejo Pontificio Justicia y Paz, Flaminia Giovanelli, la mujer laica con más responsabilidad en la Curia Romana, subrayó en las Jornadas de Pastoral de Toledo que «la persona humana no puede ser considerada fuera de la familia, ni siquiera cuando se habla de desarrollo», por lo que el desarrollo «no se reduce al simple crecimiento económico. Para ser auténtico debe ser integral, es decir, promover a todos los hombres y al hombre por entero». Así, «a pesar de que los economistas y sus razonamientos ignoran a la familia, la finalidad auténtica de la economía es la paz y la prosperidad de la familia, porque la persona humana es en primer lugar familia, nace en una familia, consume y ahorra en la familia, funda una familia».

Para Giovanelli, el desarrollo integral «exige sentarse a pensar y a discutir acerca de las condiciones de vida y de supervivencia de una sociedad, con la honestidad para poner en duda modelos de desarrollo, producción y consumo, porque todo está conectado». Sin embargo, matizó que «el hombre no se desarrolla únicamente con sus propias fuerzas», por lo que defendió la necesidad de una fraternidad que «nace de una vocación transcendente de Dios Padre, el primero que nos ha amado, y que nos ha enseñado mediante el Hijo lo que es la caridad fraterna».

Junto a ello, la subsecretaria del Consejo Pontificio Justicia y Paz presentó algunos desafíos pastorales para la evangelización del mundo del trabajo, la vida económica y la comunidad política, que pasa hoy por «la atención prioritaria a los más pobres, a los excluidos, a los marginados, a los descartados», por lo que «no se puede dudar de que para la Iglesia el principal desafío ahora sea el de la inclusión». Esto pasa también por evangelizar la política, algo que solo será posible «facilitando el encuentro con Jesucristo, que está en medio de nosotros “como el que sirve”. Solamente de este encuentro puede nacer una conversión moral y una consecuente nueva acción social y política».

Las Jornadas de Pastoral contaron también con la intervención de Nicolás Jouvé, catedrático de Genética y miembro del Comité de Bioética, quien defendió que «los católicos tenemos la obligación de formarnos, pues necesitamos un rearme cultural e intelectual para combatir en el terreno de las ideas frente a las que engañosamente nos presentan los defensores de las corrientes ideológicas que afectan al auténtico significado de la familia, el matrimonio y la vida».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo

[w8_toggle margin_bottom=»10px» title=»La familia sostenible»]

Flaminia Giovanelli señaló que el desarrollo sostenible de la familia se consigue con:

*Justicia: mirando al que sufre, a quien le falta lo necesario

*Solidaridad: no teniendo miedo de abrir el corazón, los bolsillos, la billetera, para vivir como una sola familia

*Sobriedad: no arruinando lo que debe estar a disposición de todos, comenzando por las cosas bellas de la Creación

[/w8_toggle]