Cubas de la Sagra, Guadalupe, Torreciudad… la ruta mariana de 50 colombianos antes de la visita del Papa

Los peregrinos llegarán de vuelta a Colombia tres días antes de que se inicie la visita del Papa al país latinoamericano

José Calderero de Aldecoa
Un grupo de colombianos visita el santuario de Torreciudad en 2014. Foto: Torreciudad

Los peregrinos llegarán de vuelta a Colombia tres días antes de que se inicie la visita del Papa al país latinoamericano

Hace tres años Claudia Patricia Remolina recibió por internet una invitación del grupo Reina de la Paz TV para ir hasta Bosnia-Herzegovina en peregrinación y visitar a la Virgen de Medjugorje. «Esa invitación tocó mi corazón», explica a Alfa y Omega, «y fui hasta allí con cuatro amigas confiadas en el amor de la madre». No fue obstáculo los aproximadamente 10.000 kilómetros que separan su Bucaramanga natal, en Colombia, del lugar donde supuestamente se aparece la Virgen, ni que les denegaran en un primer momento el visado para emprender el viaje. «Volvimos a pedir la visa sabiéndonos invitadas por la Virgen».

En Medjugorje «vivimos un encuentro maravilloso con la Virgen» y un año después Claudia Patricia decidió volver al lugar acompañada de su esposo y sus dos hijos. «No podía quedarme esa gracia para mí sola. Tenía que compartirla», explica.

Tras esta segunda peregrinación llegó una tercera, pero en esta ocasión le acompañaron 44 peregrinos colombianos y antes de llegar a Bosnia-Herzegovina realizaron una ruta mariana por España. Visitaron Zaragoza, Oseira, Garabandal, Covadonga… «Todos los monasterios nos recibían con los brazos abiertos. Era la misma Virgencita abriéndonos el camino», asegura Remolina.

Almas para el Señor

En 2017 vuelven a repetir la experiencia. «Venimos a recibir gracias del cielo y agradecerle a la Virgen todo lo que hace por nosotros. Queremos llevarles almas al Señor para su conversión. Ser testigos de lo que la Virgen ha hecho en cada uno de nosotros y ayudar a nuestros hermanos a que encuentren ese camino. Solo nos mueve compartir lo que hemos vivido».

La cuarta peregrinación les llevará a Cubas de la Sagra, Fátima, Lourdes, Guadalupe, Medjugorje. También visitarán Salamanca y Toledo. Asimismo, los peregrinos recalarán en el santuario de Torreciudad, que justo visitarán este domingo 20 de agosto cuando se celebra la fiesta de la Virgen de Torreciudad. «Ha sido un regalo de la Virgen. Los tres sacerdotes que nos acompañan podrán concelebrar en la Eucaristía». La visita al santuario aragonés tienen una especial significación para Claudia Patricia, que lleva a sus «hijos a un colegio del Opus Dei y tengo mucha devoción a san Josemaría Escrivá».

A tres días de la visita del Papa a Colombia

La ruta mariana de estos 50 peregrinos colombianos terminará justo tres días antes de que el Papa Francisco recale en el país latinoamericano, que el Pontífice visitará entre el 6 y el 11 de septiembre. «La ruta mariana es una preparación inmejorable para acudir a este encuentro con el Papa», explica a Alfa y Omega el sacerdote Jaime Guevara, de la diócesis de Riohacha, en Colombia y que acompaña a los peregrinos.

La de los peregrinos es una preparación extra pero el conjunto de los colombianos «llevan preparándose durante mucho tiempo para la venida del Santo Padre». En todas las diócesis, a través de las parroquias, «se llevado a cabo una gran catequesis. Se sacó una cartilla para que todo el mundo trabajara lo que significa la visita del Papa, cuál era su mensaje, cuál es la misión de Pedro y su Iglesia, temas sobre la esperanza, sobre la reconciliación….», relata el sacerdote.

«Demos el primer paso»

«El Papa no quiere meterse en política. Su objetivo es hacerse cercano al pueblo colombiano tras el sufrimiento vivido por las FARC». Pero también Francisco, asegura Jaime Guevara, «quiere acercarse a Colombia como el mensajero de la paz, del amor y la fraternidad».

Ahí es donde se enmarca el lema de su visita, según este sacerdote colombiano, que reza: Demos el primer paso. «Colombia está en un momento de reflexión por la paz, donde se están firmando tratados y la guerrilla está entregando las armas. Por eso la visita del Papa es muy transcendental. Nos invita a dar el primer paso a partir de la reconciliación para encontrar la paz definitiva», concluye

José Calderero @jcalderero