Malta se niega a abastecer de combustible al barco de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo - Alfa y Omega

Malta se niega a abastecer de combustible al barco de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo

El Ocean Viking tiene la misión de encontrar embarcaciones a la deriva, una tarea que las autoridades estatales le dificultan. Esta misma semana, Italia también amenazaba con requisar el buque Open Arms si se acercaba a algún puerto italiano

Redacción
El Ocean Viking en el puerto de Marsella. Foto: Efe

El Ocean Viking tiene la misión de encontrar embarcaciones a la deriva, una tarea que las autoridades estatales le dificultan. Esta misma semana, Italia también amenazaba con requisar el buque Open Arms si se acercaba a algún puerto italiano

El barco de salvamento marítimo Ocean Viking, fletado por Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterráneo para sustituir al Aquarius después de que cesara su actividad por las presiones del gobierno italiano, no es bien recibido en Malta.

Según ha informado un portavoz de SOS Mediterráneo a la agencia alemana Deutsche Presse-Agentur, aunque los responsables del navío habían llegado a un acuerdo previo con las autoridades marítimas del país, estas les han comunicado por radio su negativa a abastecerlo de combustible.

Este cambio de planes ha sorprendido a Fréderic Penard, director de operaciones de SOS Mediterráneo, quien ha asegurado a la Agencia Efe: «La sociedad civil está asumiendo un papel que correspondería a los Estados, pero que no lo afrontan, el de dar socorro a todas estas personas que se juegan la vida en aguas del Mediterráneo».

No es la primera negativa de este tipo que reciben los responsables de este tipo de embarcaciones. Esta misma semana, Italia amenazaba con requisar el buque Open Arms si se acercaba a algún puerto italiano para desembarcar a los 121 inmigrantes que ha rescatado en aguas del Mediterráneo Central.

«Open Arms lleva seis días en el Mediterráneo y ahora amenaza con entrar en Italia. Le habría dado tiempo a alcanzar España, el país de esta ONG, que ha dado bandera a su nave y donde algunos alcaldes están dispuestos a la acogida», ha dicho el líder italiano.

Salvini ha afirmado su decisión de mantener cerrados los puertos italianos a las ONG, a las que acusa de favorecer la inmigración irregular. «Quizá estos señores solo quieren hacer una provocación política: evidentemente la vida de las personas a bordo no es su verdadera prioridad, sino que quieren a toda costa trasferir a los clandestinos en nuestro país», sentencia.

Un digno sustituto para el Aquarius

El Ocean Viking, que puede acomodar hasta doscientas personas, no tiene migrantes a bordo. De momento, su prioridad es encontrar dónde repostar y dirigirse a la costa Libia para recoger a personas migrantes a la deriva. Esta es la primera misión del nuevo barco con el que SOS Mediterráneo y Médicos Sin Fronteras pretenden sustituir la labor del Aquarius.

Las dos organizaciones humanitarias francesas han tardado siete meses en encontrar un sustituto para el Aquarius, mejorándolo gracias a la experiencia que obtuvieron con ese navío, que tiene un coste estimado de operación de unos 14.000 euros al día, pagado por donaciones privadas.

El Ocean Viking es más espacioso, dinámico y mejor adaptado para las labores de rescate y tiene un desafío aun más complejo que su hermano mayor: encontrar embarcaciones a la deriva sin contar con el apoyo de las autoridades estatales, que han decidido no cooperar con su labor humanitaria.

Entre las principales novedades destaca la inclusión de un centro médico equipado, que cuenta con tres estancias y facilitará la atención de los migrantes rescatados, así como un espacio de higiene, con duchas y baños individualizados.

Alfa y Omega