Luis Argüello toma posesión como arzobispo de Valladolid - Alfa y Omega

Luis Argüello toma posesión como arzobispo de Valladolid

En su homilía ha invitado a entablar «un coloquio a favor del bien común» capaz de superar «la polarización»

Redacción

Decenas de fieles vallisoletanos han acompañado en la catedral de la ciudad a Luis Argüello, quien este sábado ha tomado posesión como nuevo arzobispo metropolitano de Valladolid, el número 41 desde la creación de la diócesis en 1596.

La celebración ha comenzado con unas palabras del ya arzobispo emérito, Ricardo Blázquez, en las que ha pedido al Señor que sostenga a Argüello «en la misión confiada».

Ha sido el nuncio en España, Bernardito Auza, quien ha impuesto el palio arzobispal a Luis Argüello durante esta ceremonia a la que también ha asistido una nutrida representación de las autoridades civiles de la ciudad y de la región. Acto seguido, los asistentes a la celebración han estallado en un aplauso. Argüello se ha convertido así en el arzobispo de Valladolid después de haber sido obispo auxiliar durante los últimos 6 años. Reemplaza de este modo a Ricardo Blázquez, arzobispo de la archidiócesis desde 2010 y que el pasado sábado se despidió de los fieles en una emotiva ceremonia.

Durante la homilía de este sábado, el nuevo arzobispo metropolitano de Valladolid ha invitado a que la Iglesia sea una «familia de familias», «una escuela de acogida, reconciliación y colaboración» que colabore para superar «la dialéctica del contrarios y la polarización de las diversidades». También ha convocado a la sociedad y a los representantes políticos a «un coloquio en favor del bien común», en un momento de «desafíos extraordinarios». Por último, ha hecho un llamamiento a «edificar tiendas de encuentro y hospitales de campaña» y a trabajar de forma prioritaria en favor de la dignidad de la vida humana y de los vulnerables y empobrecidos.

En esta eucaristía de toma de posesión de Argüello han concelebrado, además de medio centenar de obispos y arzobispos de toda España, cuatro cardenales: el vallisoletano Aquilino Bocos, Ricardo Blázquez, desde este sábado arzobispo emérito de Valladolid; el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y el arzobispo emérito de la archidiócesis madrileña, Antonio María Rouco Varela.