Los Óscar de Alfa y Omega - Alfa y Omega

Los Óscar de Alfa y Omega

Juan Orellana
Fotograma de la película ‘1917’, de Sam Mendes. Foto: Francois Duhamel

El pasado domingo conocimos el veredicto de los Óscar de la Academia de Hollywood. Ciertamente había este año buenas películas entre las numerosas candidatas pero el resultado ha sido bastante sorprendente. Vamos a imaginar qué hubiera pasado si fuera Alfa y Omega la encargada de asignar las estatuillas de este año y si hay coincidencia de criterios o no.

No es fácil elegir la mejor película, pero aunque Mujercitas es una obra inteligente y bella, el esfuerzo narrativo y técnico de 1917 la hace merecedora del Óscar, a pesar de que su historia de heroísmo, siendo impactante, es más convencional. Lo lógico –aunque no siempre se cumple– es que el Óscar a mejor director vaya al realizador de la mejor película, ya que es el último responsable de toda la orquestación del filme. Así que este Óscar iría para Sam Mendes. En realidad todo ha ido para la surrealista Parásitos.

Como mejor actriz hay que reconocer el mérito indudable de la ganadora del Óscar Renée Zellweger en su papel de Judy, película bastante floja. Sobre todo borda los números musicales. Pero la fuerza dramática y emocional de Saoirse Ronan en Mujercitas la hacen merecedora de nuestro Óscar. Coincidimos con Hollywood en cambio sobre el mejor actor, ya que la interpretación de Joaquin Phoenix en Joker es prodigiosa, y transmite muy bien la transformación de un hombre que nunca recibe amor en su vida.

Es difícil decidirse por los intérpretes secundarios. Pero no coincidimos con los Óscar en ninguno. Laura Dern, la ganadora, hace un gran trabajo, pero Kathy Bates en Richard Jewell, que probablemente es el menos lucido sobre el guion, transmite sin embargo oleadas de humanidad y autenticidad. Entre los actores de reparto nos inclinamos por Joe Pesci, en El irlandés, que a su edad nos ofrece probablemente el mejor trabajo de su carrera, combinando a la perfección elegancia y villanía, aunque ha ganado Brad Pitt

En la categoría de guion original, aunque ha triunfado Parásitos, optamos por Puñales por la espalda, ya que ha sabido hacer de una trama bastante tópica, un guion inteligente, sorprendente, bien armado y además con interesantes propuestas de fondo y talentosa construcción de personajes. Y en guion adaptado proponemos Mujercitas, porque Greta Gerwig, respetando fielmente la novela, ha sabido imprimir novedad y actualidad al relato. Sorprende que se lo hayan dado a Jojo Rabbit.

Fotograma de la película de animación ‘Klaus’. Foto: Netflix

No tenemos empacho en darle a Klaus el Óscar a mejor cinta de animación. No se trata solo de apoyar una película española, sino que reconocemos su extraordinario trabajo de animación tradicional, al servicio de una historia espléndida para el público familiar. Pero Pixar es mucho Pixar…

Por fin, en la categoría de mejor película de habla no inglesa, a pesar de la originalidad de la sobrevalorada y triunfadora Parásitos, vamos a optar por Dolor y gloria, aunque solo sea por la valiente honestidad de Pedro Almodóvar al exponerse tanto en esta confesión cinematográfica.

Pero en realidad escondemos una sorpresa porque todos nuestros Óscar van para una película que ni siquiera está nominada: Vida oculta de Terrence Malik. Siempre nos quedará el derecho al pataleo.

Juan Orellana