Los marianistas inician el proceso de expulsión de Manuel Briñas - Alfa y Omega

Los marianistas inician el proceso de expulsión de Manuel Briñas

El religioso fue el responsable de la escuela del Atlético de Madrid y fue acusado por varias personas de abusos sexuales

José Calderero de Aldecoa
Foto: RTVE

A pesar de que «los hechos han prescrito en el ámbito de las leyes civiles», la Compañía de María ha decidido activar «todos sus mecanismos procesales internos» e iniciar el proceso de expulsión del religioso Manuel Briñas, ex responsable de la escuela del Atlético de Madrid acusado de varios abusos sexuales a menores.

«Dada la total incompatibilidad de estos comportamientos con la vocación a la vida religiosa y con nuestros principios educativos, y atendiendo a la justicia debida a las víctimas, hemos decidido iniciar el proceso de expulsión de Manuel Briñas de la Compañía de María», apunta la orden en un comunicado.

La apertura del proceso de expulsión ha tenido lugar después de una investigación interna realizada en los ámbitos en los que este religioso desarrolló su actividad educativa. Tras las pesquisas, «no nos consta ninguna denuncia a los órganos de dirección de los colegios ni a los de la Provincia en esos años». Sin embargo, «ahora que hemos tenido la posibilidad de hablar con las víctimas, hemos podido constatar la veracidad de sus testimonios».

En el comunicado, los marianistas se muestra a la «entera disposición» de las víctimas, cuya «atención fue, es y será nuestra prioridad», aseguran. «Hemos escuchado a todas las que han querido ponerse en contacto con nosotros, les hemos pedido personalmente perdón, y nos hemos ofrecido para ayudarles y acompañarles en la medida de nuestras posibilidades».

En este sentido, desde la congregación han habilitado un correo electrónico sm@marianistras.org para que «todas aquellas personas que deseen comunicarnos cualquier asunto relacionado con abusos a menores en nuestros ámbitos educativos se pongan directamente en contacto con nosotros».

Antes de concluir, la Compañía de María afirma que seguirá «aplicando con rigor todas las normas y protocolos ya establecidos dirigidos a la protección de los menores»; asegura su intención de «redoblar nuestros esfuerzos para garantizar los ambientes seguros que nuestros alumnos y toda la comunidad educativa merecen»; y agradecen «las muestras de apoyo y de confianza que hemos recibido en estos momentos tan dolorosos y complejos de tantas personas que conocen de cerca y valoran nuestra labor educativa».