Los jóvenes pasarán Nochebuena con los pobres

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo
Foto: Pastoral Universitaria de Madrid

Los jóvenes de la Pastoral Universitaria de Madrid pasarán la Nochebuena en la calle con personas sin techo. Su lema es Nadie sin cenar: 300 manos para 300 corazones. «El objetivo que nos hemos propuesto es que se involucre mucha gente, para que cada voluntario que entregue la cena se pueda quedar un rato hablando con la persona de la calle. Queremos no tanto dar la comida, como acompañar a estas personas», cuenta José Eugenio Ortiz, profesor vinculado a Pastoral Universitaria.

La iniciativa saldrá adelante gracias a la generosidad de Jorge, un hostelero de la capital que donará las cenas necesarias para esta noche. Su relación con la Pastoral Universitaria de Madrid se remonta a 2013, cuando se encontró por casualidad en la Plaza Mayor con varios voluntarios que repartían bocadillos. «Yo quiero hacer lo mismo en Nochebuena, pero necesito manos», les dijo. Ya llevan tres años dando «un menú bastante completo a todas esas personas que por las razones que sea no suelen ir a los albergues y prefieren estar en la calle. Pensé: “¿Por qué se van a quedar sin cenar en Nochebuena?”, y nos pusimos manos a la obra. La Nochebuena la gente prefiere estar con sus familias, y es un día complicado para hacer algo así, pero ¡qué mejor que celebrar la Navidad estando con estas personas! De hecho, se pueden compaginar las dos cosas, empezar pronto y luego sentarse a la mesa con tu familia y vivir la Nochebuena de otra manera».

La iniciativa dará comienzo en la plaza Mayor a las 18 horas. «Ojalá haya en otras ciudades otros hosteleros que se animen a hacer lo mismo», afirma Jorge, a quien le gustaría que cundiera el ejemplo. «Hay que salir a buscar a estas personas. Es como la fe: no nos podemos quedar en casa, hay que salir a buscar a la gente a la calle».

Juan Luis Vázquez Díaz-Mayordomo