«Lewis tenía creencias más católicas que protestantes. Pero tenemos que aceptar que no se convirtió» - Alfa y Omega

«Lewis tenía creencias más católicas que protestantes. Pero tenemos que aceptar que no se convirtió»

ENTREVISTA / «Como converso a la fe católica a quien C. S. Lewis había influido, salté ante la oportunidad de vérmelas con la compleja y problemática relación de Lewis con la Iglesia». La editorial Palabra ha publicado en España C. S. Lewis y la Iglesia católica, del autor inglés Joseph Pearce, experto en el renacimiento literario católico inglés y autor, entre otros libros, de Tolkien. Hombre y mito conversos. ¿Qué separaba de Roma al gran apologeta irlandés, que ayudó en su viaje hacia el catolicismo a tantos? ¿Habría llegado a dar el paso si hubiera conocido a la Iglesia anglicana actual? ¿Fueron las diferencias religiosas lo que enfrió su amistad con Tolkien? Muchas preguntas en torno a una cuestión que Pearce describe como fascinante, por «la tensión entre la arraigada oposición de Lewis al catolicismo y su atracción racional a la doctrina católica»

María Martínez López
Clive Staples Lewis

Todavía hay quienes presentan a Lewis como católico, casi católico o cripto-católico. ¿Hacen justicia a la verdad, y al mismo Lewis?
Ciertamente no sería exacto, y por tanto no haría justicia a la verdad, describir a Lewis como católico. También hay pocas dudas de que Lewis hubiera considerado esta descripción injusta. Por otro lado, hay motivos para considerarle casi católico o cripto-católico, como demuestra mi libro. Tenía muchas creencias que eran mucho más católicas que protestantes. Por citar sólo algunos ejemplos de su casi-catolicismo, describía la Eucaristía como el bendito sacramento [equivalente en inglés del Santísimo sacramento, ndr] y parecía creer en la presencia real (aunque aparentemente no en la transubstanciación); se confesaba en privado, una práctica extremadamente excéntrica para un anglicano; se opuso a la ordenación de mujeres con el argumento de que el sacerdote en el altar actúa in persona Christi; y por último, pero no menos importante, ¡no sólo creía en el purgatorio, sino que creía que iría ahí!

Su libro se publicó en Estados Unidos hace más de una década. ¿Por qué decidió escribir un libro centrado en la compleja relación de Lewis con la Iglesia católica?
En realidad, me lo encargó Ignatius Press por sugerencia de Walter Hooper, antiguo secretario de C. S. Lewis y su albacea literario. En un principio, Ignatius Press había querido republicar un libro anterior, C. S. Lewis y la Iglesia de Roma, de Christopher Derrick, y había pedido a Hooper que escribiera el prefacio para la nueva edición. Hooper no estaba de acuerdo en republicar este libro por la aspereza con la que se aproximaba a la cuestión, y en lugar de eso sugirió que me pidieran escribir un nuevo libro sobre la relación de Lewis con el catolicismo. Como converso a la fe católica a quien C. S. Lewis había influido, salté ante la oportunidad de vérmelas con la compleja y problemática relación de Lewis con la Iglesia.

¿Cómo describiría esa relación? ¿Cuáles fueron los mayores obstáculos de Lewis para no entrar en la Iglesia?
Uno de los amigos más íntimos de Lewis, el gran escritor católico J. R. R. Tolkien, creía que Lewis no llegó a hacerse católico por los profundamente enraizados y arraigados prejuicios que heredó como protestante de Belfast. Como han mostrado los problemas de Irlanda del Norte, Belfast es una de las ciudades más sectarias del mundo. Realmente sería un caso excepcional que alguien criado en una cultura tan anti-católica superara los prejuicios de su educación. Y no hay duda de que el malestar de Lewis con el lugar de la Virgen María en la tradición cristiana y su incomodidad con la institución del papado son prejuicios típicos de los protestantes del Ulster. Por otro lado, como mi libro pretende demostrar, Lewis parecía estar acercándose cada vez más al catolicismo a medida que crecía en la fe. Es esta tensión entre la arraigada oposición de Lewis al catolicismo y su atracción racional a la doctrina católica lo que hace el estudio de la relación de Lewis con la Iglesia tan fascinante.

El camino de Lewis (hacia la conversión y luego como apologeta) siempre tuvo una naturaleza más bien intelectual, mientras que su vida personal tuvo varios baches: la muerte de su madre cuando era pequeño, la ambigua relación con la madre de un amigo fallecido, su boda Joy Davidman… ¿Cree que esto podría haber influido en su relación con la Iglesia y con la Virgen María?
Creo que es peligroso leer demasiado en la pérdida de Lewis de su madre. Tolkien también perdió a su madre de pequeño y su devoción a la Virgen era muy profunda. La relación de Lewis con la señora Moore ciertamente no es usual, pero me parece difícil conectarlo con su fe cristiana. De forma similar, la relación con Joy Davidman también fue inusual, como la naturaleza de su matrimonio, pero es difícil sacar conclusiones definitivas en relación con la influencia y el impacto en sus creencias religiosas en general, o su influencia en su relación con la Iglesia en particular. No hay duda de que su matrimonio con la señora Davidman le distanció de amigos como Tolkien, pero también se puede decir que la enfermedad y muerte de ella le permitieron mirar con más profundidad los misterios del sufrimiento, como muestra su libro “Una pena en observación”, un elemento crucial en la profundización de su fe en los años finales de su vida.

Joseph Pearce

«La visión de Tolkien sobre Narnia quizá fue injusta»

Uno de los hitos en la vida y la conversión de Lewis fue su amistad con Tolkien. Desgraciadamente, esa amistad terminó enfriándose. ¿Qué papel jugaron en ello sus diferencias religiosas? En su opinión, ¿podría Tolkien haber hecho algo de forma diferente para salvar la relación o ayudar a su amigo a llegar a Roma?
El enfriamiento de la amistad entre Tolkien y Lewis es un enigma que ha desconcertado y sigue desconcertando a los investigadores. No hay duda de que las diferencias religiosas fueron un factor en su relación, como se puede ver en las referencias que Tolkien hace a ellas en sus cartas, pero su amistad floreció durante muchos años a pesar de dichas diferencias. Por tanto, es demasiado simplista ver el enfriamiento de su amistad como algo de naturaleza principalmente religiosa. Al contrario, parece que tuvo más que ver con la falta de compasión de Tolkien hacia el trabajo de Lewis, especialmente su despectiva reacción a Las crónicas de Narnia. Me parece que la visión de Tolkien sobre Narnia fue un poco dura, y quizá incluso injusta, y en este sentido se puede decir que Tolkien fue al menos parcialmente responsable del enfriamiento de su amistad. Por otro lado, la filosofía de Tolkien sobre la Creación y la creatividad fue un factor clave en la conversión de Lewis al cristianismo. Como es imaginable que Lewis quizá nunca se hubiera llegado a hacerse cristiano si no hubiera conocido y se hubiera hecho amigo de Tolkien, sería un poco duro culpar a Tolkien por el hecho de que Lewis no llegara a convertirse al catolicismo.

Mucha gente dice que, de haber vivido más, Lewis habría entrado en la Iglesia católica. ¿Realmente cree que hubiera podido superar su orgullo y sus prejuicios? ¿Lo habría tenido más fácil si en su tiempo hubieran existido provisiones pastorales u ordinariatos como los que hay ahora para acoger a ex anglicanos?

En muchos aspectos, ésta es una cuestión irrelevante e hipotética. Tenemos que aceptar el hecho de que Lewis no se convirtió al catolicismo en vida. Y sin embargo también hay que decir que Lewis se habría sentido absolutamente horrorizado por el abandono de la Iglesia anglicana de la ortodoxia. En mi libro, aludo a cómo el anglicanismo se ha ido hundiendo del mero cristianismo que Lewis promovió a un cristianismo pantanoso [juego de palabras en inglés, entre mere christianity a mire christianity] de relativismo disfrazado de fe. Es muy difícil creer que Lewis habría o hubiera podido permanecer en una Iglesia que había abandonado todo lo que él luchó por defender y afirmar en su vida y su trabajo. Creo que la provisión pastoral del Papa Benedicto XVI bien podría haber ayudado a Lewis a venir a casa, como ha ayudado a muchos otros anglicanos.

Habiendo seguido un camino similar al de Lewis, ¿cuál es su veredicto final? ¿Tiene algún tipo de relación personal con él?
Tengo una deuda de gratitud con C. S. Lewis. Fue una influencia significativa en mi propio camino hacia Roma, aunque él mismo no lograra llegar ahí durante su vida. Sin embargo, si él está donde creía que iba estar después de la muerte, esto es, en el purgatorio, ¡ahora es miembro de la Iglesia católica! Si está ahí, puedo empezar a pagarle mi deuda con mis oraciones. Me gusta sentir que esta posibilidad se confirma en una carta que Lewis escribió a su amiga, la Hermana Penélopa, poco antes de su muerte, en la que le pedía que fuera a visitarle al purgatorio. Está implícito que él creía que ella estaría en el cielo. Yo no puedo visitarle en el purgatorio, pero espero que algún día nos encontremos allí. Mientras tanto, estamos unidos en la comunión de la oración. ¡Deo gratias!