La Santa Sede concede un Año Jubilar por el VI centenario de la muerte de san Vicente Ferrer - Alfa y Omega

La Santa Sede concede un Año Jubilar por el VI centenario de la muerte de san Vicente Ferrer

La Santa Sede ha concedido un Año Jubilar a las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunidad Valenciana

Alfa y Omega
Foto: Prensa Dominicos

«Queremos que este sea un tiempo de conversión personal, comunitaria y pastoral, una ocasión para intensificar la predicación del Evangelio y centrar nuestras vidas en el Señor Jesucristo, y una oportunidad para que todo el pueblo de Dios conozca con mayor profundidad la figura de san Vicente Ferrer», han pedido los obispos de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa en un comunicado

La Santa Sede ha concedido un Año Jubilar a las diócesis de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa con motivo del VI centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunidad Valenciana. La celebración interdiocesana del Jubileo Vicentino se abrirá el día de la solemnidad de san Vicente Ferrer de 2018 y se clausurará en la misma fecha de 2019.

«Queremos que este sea un tiempo de conversión personal, comunitaria y pastoral, una ocasión para intensificar la predicación del Evangelio y centrar nuestras vidas en el Señor Jesucristo, y una oportunidad para que todo el pueblo de Dios conozca con mayor profundidad la figura de san Vicente Ferrer», han pedido los obispos de Valencia, Orihuela-Alicante, Segorbe-Castellón y Tortosa en un comunicado conjunto.

Para la organización de este Año Jubilar se ha creado una Comisión Interdiocesana que «tiene como finalidad promover e impulsar la renovación espiritual y pastoral del conjunto del pueblo de Dios que peregrina en nuestras diócesis, a la luz de los valores evangélicos y humanos de la egregia y polifacética figura de san Vicente Ferrer», explican los prelados. La Comisión trabajará conjuntamente con la Provincia Hispania de la orden de los dominicos a la que perteneció el santo.

Antes de concluir, los obispos valencianos y el de Tortosa hacen un llamamiento a sacerdotes, diáconos, consagrados y laicos de las cuatro diócesis, «para orar ya por el fruto de este tiempo de gracia y, al mismo tiempo, para que hagan lo posible por colaborar activa y esperanzadamente en los actos que se organizarán».

Asimismo, imploran la intercesión de san Vicente –«que evangelizó nuestras tierras»–, para que «secundando la llamada del Papa Francisco» se produzca una «conversión que nos impulse a ser una Iglesia en salida» y «evangelizadores» en estos «tiempos en los que urge».

AVAN/Alfa y Omega