La Iglesia recauda su máximo histórico por IRPF: 284 millones de euros

El número de declaraciones en las que se marcó la X aumentó en casi 27.000, hasta alcanzar los 7.191.387. Si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas, son 8,5 millones de contribuyentes

Fran Otero
Foto: CEE

El número de declaraciones en las que se marcó la X aumentó en casi 27.000, hasta alcanzar los 7.191.387. Si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas, son 8,5 millones de contribuyentes

Datos muy positivos para la Iglesia católica en la última campaña de IRPF, de 2019. La asignación tributaria a su favor sube en número de declarantes y también en la cantidad recaudada, que alcanza un máximo histórico: 284,4 millones de euros. O lo que es lo mismo, un 6,19 %  y más de 16,6 millones de euros con respecto al año anterior.

Las cifras, presentadas por la Conferencia Episcopal Española (CEE), muestran que el número total de declaraciones en las que se marcó la X asciende a 7.191.387, esto es, 26.885 más que el año anterior. La cifra aumentaría hasta los 8,5 millones de contribuyentes si se tienen en cuenta las declaraciones conjuntas.

La explicación de este aumento en la recaudación se explica, según ha detallado el vicesecretario de Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal, en la evolución de la situación económica de nuestro país, que ha registrado un aumento significativo tanto del número de contribuyentes que realizan la declaración como de la renta declarada.

Esta subida se ha visto reflejada en todo el territorio. Así, la cantidad recaudada crece en todas las comunidades, mientras que en nueve suben también el número de declarantes. Madrid, Murcia y Canarias son las que más han crecido frente a Cataluña, que ha registrado el mayor descenso.

Con todo, las regiones donde más se asigna a favor de la Iglesia son Castilla La Mancha (45 %), Murcia (43,8 %), La Rioja (44,9 %), Extremadura (44 %) y Castilla y León (42,2 %). En el otro lado están Canarias (25,95 %), Galicia (24,9 %) y Cataluña (17,43 %).

Otro aspecto a tener en cuenta, según los datos presentados por la CEE, es la edad y, en este sentido, son los contribuyentes de entre 40 y 60 años los que mayor peso tienen sobre el total de declaraciones a favor de la Iglesia. Es relevante también el porcentaje de personas de menos de 19 años que marcan la X: un 32,6 %, en línea con la media; y las 10.000 nuevas declaraciones de personas de entre 20 y 29 años. En cuanto al sexo del declarante, las mujeres apoyan más a la Iglesia por esta vía.

Para el secretario general y portavoz de la CEE, Luis Argüello, estos datos son el resultado de «un singular ejercicio de democracia fiscal» y también un reconocimiento «del estatus de ciudadanía de los creyentes». Y recordó que la asignación por IRPF constituye solo el 25 % de lo que ingresa la Iglesia para llevar a cabo sus fines.

Polémica sobre el IBI

Preguntado por la polémica generada en torno al pago del IBI, el también obispo auxiliar de Valladolid volvió a defender –ya lo había hecho este lunes en una entrevista– la importancia de las exenciones fiscales para que las entidades lucrativas lleven a cabo su labor. Y añadió que el Gobierno está en su derecho de modificar la situación actual del citado impuesto, pero que no sería justo si solo afectara a la Iglesia. «Las desgravaciones fiscales para estas entidades no lucrativas son la mejor inversión que puede realizar un Estado», defendió Giménez Barriocanal.

F. Otero