La Fundación Carmen de Noriega ofrece cursos online de oratoria para sacerdotes y laicos - Alfa y Omega

La Fundación Carmen de Noriega ofrece cursos online de oratoria para sacerdotes y laicos

«El arte de comunicar es algo que se aprende», afirma Chema Villanueva, uno de los formadores

Redacción

La Fundación Carmen de Noriega ha puesto en marcha dos cursos online de oratoria destinados a catequistas, profesores de Religión, agentes de pastoral, sacerdotes, religiosos y religiosas que quieran mejorar su forma de presentar en público el mensaje del Evangelio. Son impartidos por periodistas y profesores de universidad católicos.

El primer curso, de introducción a la oratoria, está abierto a todo el mundo y está dedicado a la comunicación verbal, no verbal y paraverbal a través de vídeos, textos y ejercicios prácticos que se deben grabar y subir a la plataforma. Con él se puede aprender, por ejemplo, cómo controlar los nervios, cómo organizar un discurso o predicación o cómo captar la atención del público. El segundo curso está destinado exclusivamente a los presbíteros que quieren mejorar sus homilías y, para apuntarse, es necesario haber hecho el primero.

«A comunicar se aprende»

La directora de la fundación, María Lacalle, subraya que la experiencia con los primeros laicos y sacerdotes que han hecho estos cursos online es «enormemente positiva». «Creíamos que iban a ayudar, pero estamos muy sorprendidos por el nivel de aprendizaje que están experimentando los alumnos. Lo que más están valorando es tener un tutor que los guía personalmente durante todo el proceso y los ayuda a perder los miedos a la hora de hablar en público, a ganar en seguridad personal y aprender técnicas para transmitir sus mensajes con mayor impacto», señala.

Por su parte, Chema Villanueva, uno de los formadores, vive como «un privilegio ver a tanta gente buena con tantas ganas de mejorar en la transmisión de la fe». Además, destaca que la experiencia de estos 15 años en los cursos presenciales de Hablar en público así como esta formación online demuestran que «el arte de comunicar es algo que se aprende». «Esa es la buena noticia: que a comunicar se aprende –y además, generalmente, de forma rápida–. Así que ya no hay excusas para no crecer y mejorar», asevera.