«La formación digital tiene que ser un objetivo prioritario» - Alfa y Omega

«La formación digital tiene que ser un objetivo prioritario»

Cáritas Diocesana de Madrid plantea la necesidad de apostar por sectores emergentes y evitar los que dan cobertura inmediata como la hostelería, pero no ofrecen promoción y estabilidad

Fran Otero
Varias personas esperan su turno en una Oficina de Empleo de la Comunidad de Madrid. Foto: Guillermo Navarro

Laura Facal, su marido y sus dos hijas se vinieron a España en noviembre de 2019 desde Argentina. Ella –que ha sido actriz, locutora y directora de un salón de belleza, entre otras cosas–, es de allí y su marido, español. Su situación económica era insostenible. Con unos ahorros como colchón y ya en Madrid se lanzaron a la búsqueda de una vivienda que nadie les alquiló. Necesitaban tres nóminas que no tenían y tuvieron que recurrir a apartamentos turísticos hasta que el dinero se fue acabando. Gracias a la mediación de Cáritas, encontraron acogida en la parroquia de San León Magno. Al mismo tiempo, el marido encontró un trabajo temporal en una nave industrial de Getafe. No fue solo un techo lo que recibieron en esta céntrica parroquia madrileña, donde estuvieron un mes, sino también el calor y la acogida de los voluntarios, cuya acción ha sido determinante en los siguientes pasos de la familia, como en la reserva de un hostal tras dejar las dependencias parroquiales y para conseguir una casa de alquiler en la que viven hoy. Con 26 metros cuadrados para cuatro personas.

Durante todo este tiempo, Laura y su marido han ido trabajando intermitentemente, aunque nunca a la vez. Ahora le toca a ella; está haciendo una sustitución como conserje en un edificio. Pero la pandemia ha golpeado duro. Tienen para pagar el alquiler, pero cuesta llegar a fin de mes. Con la comida los ayudan en la parroquia y también unos vecinos musulmanes, en situación de necesidad como ellos, pero que les dan los alimentos que no pueden comer de su cesta. «Lo que no se puede perder es la esperanza», dice Laura. Pese a todo, están mucho mejor que en Argentina.

Situaciones como la de esta familia se van a tener muy presentes en una vigilia de oración virtual organizada por la Vicaría para el Desarrollo Humano Integral y la Innovación con el título ¿Acompañamos la esperanza? Será el sábado, 17 de abril, a las 19:00 horas, en la víspera de la Jornada Diocesana contra el Paro. «Empleo precario vergonzante, cierre de negocios, ruina de pequeños comerciantes, recesión económica… Todo eso pone en peligro conseguir objetivos como ganar el pan con el sudor de la frente y poder sacar a la familia adelante con un trabajo decente», señala el responsable de esta vicaría, José Luis Segovia.

30 %

de los jóvenes que atiende Cáritas en Madrid tienen futuro en el sector del empleo digital.

Un diagnóstico que coincide con el de Cáritas Diocesana de Madrid, que se suma a la campaña contra el paro, este año con el lema El empleo es cosa de todos. «No hay una recuperación estable. Es verdad que se puede ver un cierto repunte en algunos sectores, pero es solo un hilito de luz», afirma Begoña Arias, subdirectora del Servicio de Empleo de la entidad.

Arias ve con preocupación la reincorporación al mercado laboral de un gran número de personas, porque sin una reorientación laboral o un cambio importante en sus proyectos no van a poder trabajar. Por eso, además de la cobertura de necesidades básicas, Cáritas Diocesana quiere estar cerca de las personas desempleadas, orientarlas y acompañarlas en un momento en el que van a tener que tomar decisiones importantes sobre su futuro laboral. «No hacen falta grandes recorridos de formación, sino muy alineados con las demandas del mercado», sostiene.

Así, es partidaria de la promoción de las personas atendidas hacia sectores emergentes y con mayor estabilidad, de modo que en la siguiente crisis no vuelvan a caer. «Esto lo relaciono con la autonomía y la comunicación digital. Para la vida cotidiana, pero también para el empleo. La mayoría de los desempeños profesionales, procesos de selección, formación… van a pasar por herramientas digitales, con lo cual tiene que ser un objetivo prioritario y un reto», añade.

Otra de las líneas de trabajo de Cáritas en este sentido son las empresas de inserción, algunas de las cuales no solo no han decrecido durante la pandemia, sino que han aumentado la plantilla. No son la solución, pero aportan su granito de arena.

Hay alternativas
  • Una de las líneas prioritarias de Cáritas Diocesana de Madrid en el fomento del empleo son las empresas de reinserción. Carifood se ha reconvertido por la pandemia y ha pasado de ofrecer servicio de cáterin en sala y eventos a llevar la comida a domicilio, incluso logrando licitaciones con el Ayuntamiento de Madrid. Y tiene un trabajador más.
  • Los principales atendidos en los programas de Empleo de Cáritas Diocesana son jóvenes (18-30 años), mujeres y migrantes.
  • Otra iniciativa de economía solidaria como moda re- ha conseguido crecer pese a la pandemia. En el último año ha abierto dos tiendas más.