La cruz elevada sobre la aldea de Teleskuf - Alfa y Omega

La cruz elevada sobre la aldea de Teleskuf

El patriarca caldeo, monseñor Luis Sako, celebró este domingo la Santa Misa junto a cientos de fieles en la iglesia de San Jorge en Teleskuf (aldea iraquí recientemente liberada de Daesh) después de más de dos años y medio. Cuenta que después de la celebración eucarística, todos los fieles fueron a un monte fuera del pueblo donde elevaron una gran cruz

Redacción

El patriarca caldeo, monseñor Luis Sako, celebró este domingo la Santa Misa junto a cientos de fieles en la iglesia de San Jorge en Teleskuf (aldea iraquí recientemente liberada de Daesh) después de más de dos años y medio. Cuenta que después de la celebración eucarística, todos los fieles fueron a un monte fuera del pueblo donde elevaron una gran cruz

Lo cuenta el padre Luis Montes, sacerdote del Instituto del Verbo Encarnado, en su perfil de Facebook. Se trata de un acontecimiento histórico que empezó a dar pasos ya a principios de febrero, cuando familias cristianas llegadas del Kurdistán iraquí volvieron a poblar la aldea de Teleskuf, escenario de uno de los combates más duros dirigidos por los peshmergas para reconquistar la zona. Sako ha manifestado su «alegría» y «satisfacción» por la llegada de estas familias y el giro que han tomado estos acontecimientos.

Capturada por Daesh en 2014, Teleskuf fue recuperada por las tropas kurdas en mayo de 2016. A pesar de las secuelas de los combates, monseñor Sako espera que la paz pueda volver a la región y que la llanura de Nínive se convierta en ejemplo de coexistencia pacífica entre comunidades de religiones diferentes.

Alfa y Omega