Expo 2015 de Milán: 40 chefs cocinan para los pobres

Desde el 25 de mayo, cerca de cuarenta de los chefs más famosos de Italia y de todo el mundo van a cocinar en las cocinas del Refectorio Ambrosiano, creado para los pobres por el gran chef italiano Massimo Bottura en colaboración con la archidiócesis de Milán y Cáritas

Colaborador

Desde el 25 de mayo, cerca de cuarenta de los chefs más famosos de Italia y de todo el mundo van a cocinar en las cocinas del Refectorio Ambrosiano, creado para los pobres por el gran chef italiano Massimo Bottura en colaboración con la archidiócesis de Milán y Cáritas

Hasta el final de la Expo, en octubre, los chefs se turnarán en la cocina instalada en un antiguo teatro en las afueras de Milán, para dar de comer a los estudiantes –96 mañanas– y los pobres –96 noches–, utilizando para ellos los alimentos que sobran de los pabellones.

Esta iniciativa solidaria es un fuerte gesto contra el desperdicio de alimentos y la paradoja de la abundancia que se refieren estas hermosas muestras, mientras que más de 800 millones de personas todavía sufren de desnutrición y un tercio de lo que se produce el mundo se tira a la basura cada año, según los últimos informes de la FAO.

«Espero que la Expo será una oportunidad para un cambio de mentalidad para dejar de pensar que nuestras acciones diarias no tienen ningún impacto en las vidas de aquellos que, directa o indirectamente, sufren el hambre», dijo el Papa Francisco en su videomensaje para la inauguración de la Expo, invitando a los visitantes y funcionarios para ir más allá de los anuncios y las buenas intenciones para convertir las promesas en acción.

El gran chef italiano Massimo Bottura cambió que desde el día en que escuchó el Papa Francisco desear un «buen provecho!» durante su primer Ángelus en marzo de 2013. Este fue un click para él: «El cocinero de hoy ya no puede ser sólo el que prepara una buena comida, sino que tiene que pensar en su próximo».

El restaurante del Massimo Bottura es quinto en la lista de los 50 mejores restaurantes de Italia. Las palabras del Papa le animaron a bajar de su pedestal y comenzar a cocinar, pero éticamente.

«Se habla mucho de la crisis económica, pero debemos pensar en la crisis moral en nuestra crisis de identidad colectiva». Habló entonces con Caritas y con el arzobispado de Milán: ¡su idea de refectorio para los pobres está en marcha!

Entre los chefs invitados por el chef con un gran corazón –como se le conoce en Italia por sus acciones de solidaridad, sobre todo después del terremoto en Emilia Romaña en 2012– hay amigos que comparten sus valores, como la danesa René Redzepi, el brasileño Alex Atala, el francés Yannick Alléno, y Alain Ducasse, que cerrará el evento y cuyo consejo se mantuvo bien anclado en el corazón de Massimo Bottura: «Nunca olvides ser agradable, para que la gente lo recuerde especialmente».

Isabelle Cousturié/Aleteia