El sustituto de Ezzati, el español Celestino Aós, se compromete con las víctimas de abusos sexuales

«De un modo especial, atenderemos y serviremos a los que sufren el atropello a su dignidad de persona, resultado de los abusos y delitos absolutamente injustificables y absolutamente intolerables por parte de clérigos»

Alfa y Omega
Foto: EFE/Alberto Valdés

«De un modo especial, atenderemos y serviremos a los que sufren el atropello a su dignidad de persona, resultado de los abusos y delitos absolutamente injustificables y absolutamente intolerables por parte de clérigos»

El obispo español Celestino Aós, nombrado por el Papa Francisco como administrador apostólico del arzobispado de Santiago en reemplazo del cardenal Ricardo Ezzati, asumió este domingo el cargo con una Misa en la que se comprometió a atender a las víctimas de abusos sexuales.

«De un modo especial, atenderemos y serviremos a los que sufren el atropello a su dignidad de persona, resultado de los abusos y delitos absolutamente injustificables y absolutamente intolerables por parte de clérigos», dijo monseñor Aós. «No bastan retoques de maquillaje, necesitamos reformas y cambios profundos», añadió.

Instantes antes, el prelado de 73 años había afirmado: «Sé que juntos nos ocuparemos de los que sufren, en las cárceles y hospitales, de los que están cesantes o en trabajos indignamente remunerados. Por los emigrantes, estudiantes, por quienes no se les da una formación y educación valórica, humana y cristiana».

El Pontífice aceptó este sábado la renuncia del arzobispo de Santiago de Chile, el cardenal Ricardo Ezzati, después de que fuera imputado por el presunto encubrimiento de casos de abusos sexuales. Para reemplazarle, Francisco designó a monseñor Celestino Aós como administrador apostólico.

Alfa y Omega