Francisco viajará a Eslovaquia en septiembre en visita pastoral - Alfa y Omega

Francisco viajará a Eslovaquia en septiembre en visita pastoral

El Papa clausurará el Congreso Internacional Eucarístico el 12 de septiembre en Budapest, y de allí viajará a Bratislava. La visita pastoral a Eslovaquia se prolongará hasta el 15 de septiembre

Redacción
El grupo de eslovacos presentes en el ángelus celebra el anuncio del Papa. Foto: Vatican Media

«Me complace anunciar que del 12 al 15 de septiembre próximo, si Dios quiere, iré a Eslovaquia para hacer una visita pastoral». Lo ha anunciado el Papa Francisco al término del ángelus, desde el balcón del Palacio Apostólico. «Los eslovacos están felices…», ha respondido Francisco ante el entusiasmo de un grupo de eslovacos que estaba escuchándolo en la plaza de San Pedro. «Agradezco sinceramente a todos los que están preparando este viaje y rezo por ellos», ha añadido.

Además, ha confirmado que en la mañana del día 12, domingo, antes de ir Bratislava (capital eslovaca), presidirá la Misa de clausura del 52º Congreso Eucarístico Internacional en Budapest (Hungría). En realidad, el Papa ya había avanzado estas visitas en el vuelo de regreso de Irak, el pasado mes de marzo. En conversación con los periodistas, refiriéndose a que muchos de sus viajes son fruto de largas reflexiones pero también de intuiciones repentinas, aseguró que se detendría en ambos países dada su proximidad.

Segundo viaje de 2021

El de Eslovaquia será el segundo viaje apostólico de 2021 después de la histórica visita a Irak. Además de Bratislava, el Pontífice visitará las ciudades de Prešov y Košice (dos de las ciudades más pobladas), así como Šaštin, en la región de Trnava, fundada en 2001 y por tanto una de las ciudades más nuevas de Eslovaquia. Así lo ha confirmado la oficina de prensa de la Santa Sede, que no obstante ha indicado que «el programa de viaje se publicará a su debido tiempo».

La visita pastoral a Eslovaquia responde a ese deseo expresado por Francisco desde el inicio de su pontificado –y demostrado por la elección de hacer el primer viaje europeo a Albania, en 2014– de ir a lugares «pequeños», en las afueras, en los márgenes, precisamente por esta razón fundamental para iluminar lo que sucede en el «centro».

El 14 de diciembre de 2020, el Papa fue invitado oficialmente a visitar Eslovaquia por la presidenta Zuzana Čaputová, recibida en el Palacio Apostólico. Tras la audiencia, la mandataria informó a los medios de comunicación de que el Papa había aceptado su invitación, supeditándola no obstante «a la marcha de la pandemia y a su salud». Tras el anuncio en el vuelo Bagdad-Roma, la propia Čaputová declaró: «Estoy muy contenta de dar la bienvenida al Santo Padre a Eslovaquia; su visita será sin duda un símbolo de la esperanza que necesitamos desesperadamente en este momento».

El Papa junto a la presidenta Zuzana Čaputová, en diciembre de 2020. Foto: Vatican Media

Congreso Eucarístico en Budapest

Programado para el año pasado y aplazado a este por la pandemia, el Congreso Eucarístico que concluirá el Papa se celebra con el lema Todas mis fuentes están en ti. El programa prevé que Francisco presida la Eucaristía final a las 11:30 horas del 12 de septiembre en la Plaza de los Héroes de Budapest, donde anunciará el lugar que acogerá el 53º Congreso Eucarístico Internacional.

Junto al altar estará la Cruz de la Misión, símbolo del evento: una obra de más de 3 metros, en madera de roble y revestida con una lámina de bronce en la que se encuentra una reliquia de la cruz de Cristo y otras reliquias de los santos húngaros Esteban, Tomás Becket y de la beata Ana Kolesár, entre otros.

Esta cruz fue bendecida por el propio Francisco el 20 de noviembre de 2017, al comienzo de la visita ad limina apostolorum de los obispos húngaros a Roma, con la esperanza de que se convirtiera en el símbolo de un verdadera renovación del pueblo húngaro a partir de los valores del Evangelio y la Eucaristía.