El Papa acoge a otros nueve refugiados

El Papa ha acogido a otros nueve refugiados sirios, seis adultos y tres niños, que vivían en el campo de refugiados de Kara Tepe, y que llegaron a la isla de Lesbos (Grecia) procedentes de Turquía…

Alfa y Omega

El Papa ha acogido a otros nueve refugiados sirios, seis adultos y tres niños, que vivían en el campo de refugiados de Kara Tepe, y que llegaron a la isla de Lesbos (Grecia) procedentes de Turquía. Dos de ellos son cristianos.

La Gendarmería Vaticana, en colaboración con el Ministerio del Interior de Grecia, del Greek Asylum Service y de la Comunidad de San Egidio, acompañó a los nueve refugiados desde Atenas a Roma este jueves 16 de junio, según han confirmado medios locales.

La Comunidad de San Egidio, organización católica que gracias a la iniciativa de los pasillos humanitarios ha traído de manera legal y segura a más de 280 refugiados a Italia, les ayudará a establecerse.

Se trata de la segunda vez que el Vaticano interviene para ayudar a refugiados sirios. Después de su visita a la Isla de Lesbos, en Grecia, el Pontífice volvió a Roma con varias familias de refugiados que, junto con este segundo grupo de nueve personas, suman un total de 21 personas.

El primer grupo de refugiados

El primer grupo de refugiados que llegó al Vaticano también provenían del campamento de Kara Tepe, en Lesbos.

A este primer grupo pertenecía Suhila, costurera y ama de casa, su marido Samy, profesor de Historia, y sus tres hijos: Rachid, de dieciocho años, Abdel Majid, de dieciséis, y la pequeña Al Quds, de cinco.

También llegó a Roma Nour, microbióloga en la Comisión de la Energía Atómica siria, su marido Hasan, jardinero, con quien tiene un hijo de tres años, Rifat.

Al llegar al Vaticano ambas familias dijeron entonces sentirse felices por comenzar una nueva vida, agradecieron al Pontífice su gesto y aseguraron que Francisco hizo más por ellos «que cualquier líder musulmán».

Europa Press/Alfa y Omega