El Papa a los economistas: «Debemos volver a la mística del bien común» - Alfa y Omega

El Papa a los economistas: «Debemos volver a la mística del bien común»

Francisco ha advertido que «pasada la crisis sanitaria, la peor reacción sería caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta»

Redacción

Con la mirada puesta en un modelo económico sostenible y más humano, el Papa Francisco ha advertido este sábado a 2.000 economistas y empresarios jóvenes de 115 países que «la crisis no tolera que privilegiemos los intereses sectoriales por encima del bien común. Debemos volver a la mística del bien común».

Según ha explicado Juan Vicente Boo en ABC, el análisis realizado a lo largo de tres días por los participantes en el encuentro internacional La economía de Francisco de Asís, confirma que el modelo anterior a la pandemia no es sostenible porque genera desigualdad, descarta extensos porcentajes de población, y deteriora el medio ambiente. La buena noticia es que la humanidad puede encontrar opciones mejores.

«No estamos condenados a modelos económicos que centren su interés inmediato en las ganancias como patrón de medida» ni a «políticas públicas que ignoren el coste humano, social y ambiental de las mismas», ha asegurado el Papa en el videomensaje enviado a los participantes del encuentro.

Francisco ha aconsejado «dar el paso a modelos económicos que nos beneficiarán a todos porque el eje estructurante y decisional será determinado por el desarrollo humano integral, tan bien desarrollado por la doctrina social de la Iglesia».

Con palabras de Pablo VI en Populorum progressio, el Papa ha recordado que «el desarrollo no se reduce al simple crecimiento económico. Para ser auténtico debe ser integral, es decir, promover a todos los hombres y a todo el hombre” pues “lo que cuenta para nosotros es el hombre, cada hombre, cada agrupación de hombres, hasta la humanidad entera».

Francisco ha advertido a los líderes del pensamiento económico y empresarial de la próxima generación que «pasada la crisis sanitaria en la que nos encontramos, la peor reacción sería caer aún más en una fiebre consumista y en nuevas formas de autopreservación egoísta».

Se trata de buscar un modelo mejor, y los ha animado a asumir su responsabilidad: «No se olviden que de una crisis no se sale igual: salimos mejor o peor. Alimentemos lo bueno, aprovechemos la oportunidad y pongámonos todos al servicio del bien común».

Francisco desea crear una red mundial de líderes de un pensamiento económico y una actividad empresarias más humana y más sostenible en la próxima generación.