El Papa, a los dreamers: «Rezo por ustedes, y sigan soñando» - Alfa y Omega

El Papa, a los dreamers: «Rezo por ustedes, y sigan soñando»

«Yo soy hijo de migrantes y, si no hubiera habido personas que hubieran acogido a mis padres, yo no estaría aquí con ustedes», les confesó Francisco a varios dreamers. El Papa pudo conversar con los jóvenes migrantes por videoconferencia durante su visita a la sede italiana de Scholas Occurrentes

José Calderero de Aldecoa
Foto: AFP Photo/STR

«Rezo por ustedes». «Los obispos estadounidenses me han contado sus sufrimientos». También «les quiero decir que sigan soñando y no odien a nadie». Se lo dijo el Papa a varios dreamers –jóvenes inmigrantes que buscan salir adelante en Estados Unidos y cuyo porvenir ha sido puesto en entredicho por el presidente Trump– con los que habló por videoconferencia durante la visita que Francisco hizo este jueves a la sede romana de Scholas Occurrentes.

«Yo soy hijo de migrantes y, si no hubiera habido personas que hubieran acogido a mis padres, yo no estaría aquí con ustedes», aseguró el Santo Padre durante la charla. Y añadió: «Una de las cosas más bellas es acoger una cultura que llega de otros países, enriquecerse con el diálogo, acoger al otro. Esto no lo digo yo, lo dice una persona mucho más importante que yo, lo dice Dios. La Biblia es clara: recibe al migrante, recibe al refugiado, porque también ustedes eran refugiados en Egipto. También Jesús fue un refugiado».

En este mismo sentido, el Pontífice también se dirigió a los ciudadanos de los países receptores. A estos, les pidió que no se olvidaran de «que también ustedes son mestizos, debido a las grandes migraciones de los tiempos de los bárbaros, de los vikingos. Este no es el momento para jugar al laboratorio aséptico. Es el momento de acoger a los que llegan y de respetar las leyes del pueblo que recibe».

Por otro lado, «a los migrantes les pido: custodien al pueblo que recibe, respeten sus leyes, caminen como hermanos en este camino del amor».

«No se dejen engañar»

Durante la visita a Scholas, el Papa se encontró además con jóvenes de Paraguay, México y Argentina, donde la fundación pontificia acaba de inaugurar sedes. «No se dejen engañar, la droga no les soluciona nada, son vidrios de colores que a ustedes les hacen creer que son piedras preciosas», aconsejó Francisco a los niños del barrio Villa 31 de Buenos Aires que, previamente, habían condenado con música la violencia y las guerras.

En el acto, también estuvieron presentes varios estudiantes españoles. Concretamente, a la cita acudió un grupo de alumnos procedente de Tarragona, que presentaron al Santo Padre las conclusiones sobre bullying y desigualdad extraídas de su participación en el programa Ciudadanía que Scholas Occurrentes ha organizado recientemente en la ciudad. Asimismo, asistieron estudiantes de Madrid, que habían participado meses atrás en Scholas Ciudadanía.