El imán de Al-Azhar promete «todos nuestros recursos» contra el terrorismo

Por tercera vez en año y medio, el imán de la principal institución académica del mundo suní se ha reunido con el Papa. «El islam está en guerra consigo mismo», denunció después durante un coloquio organizado por la Comunidad de Sant’Egidio

Alfa y Omega
Foto: EFE/L’Osservatore Romano

Por tercera vez en año y medio, el imán de la principal institución académica del mundo suní se ha reunido con el Papa. «El islam está en guerra consigo mismo», denunció después durante un coloquio organizado por la Comunidad de Sant’Egidio

Las relaciones entre la Santa Sede y la Universidad de Al-Azhar, principal institución académica del mundo suní, pasan por un momento de gran cercanía. O, lo que es lo mismo, las relaciones entre sus dos cabezas, el Papa Francisco y el imán Ahmed Al-Tayeb. Así se ha puesto de manifiesto durante la visita del martes de Al-Tayeb a Roma, donde se reunió con el Santo Padre.

Francisco «es un hombre simbólico, que tiene el corazón inundado de amor, de bien sincero, de deseo de que la humanidad pueda beneficiarse del intercambio entre las culturas», afirmó después del encuentro el imán, en declaraciones recogidas por el diario Avvenire, de la Conferencia Episcopal Italiana.

Se trata del tercer encuentro oficial entre el Papa Francisco y Ahmed Al-Tayeb; tres citas que se han concentrado en un año y medio. Ambos se volvían a ver después de la significativa visita del Papa a Egipto en abril, donde visitó esta institución y participó en un encuentro sobre diálogo interreligioso, convivencia y ciudadanía.

«Soy optimista»

«Hemos hablado de cuestiones que atormentan la conciencia humana y provocan dolor y sufrimiento en el mundo –ha continuado explicado Al-Tayeb–. Queremos ver cómo trabajar juntos para reducir los padecimientos de los pobres, de todos los que sufren en el mundo. Y debo decir que soy optimista».

La reunión entre los dos líderes religiosos se ha producido en el marco del viaje de Al-Tayeb a Roma para participar en la tercera edición de Diálogos de civilización, unos encuentros anuales organizados por Al-Azhar y la Comunidad de Sant’Egidio, y dedicados en esta edición a Oriente y Occidente.

«El islam está en guerra contra sí mismo»

«El islam está en guerra contra sí mismo», afirmó Al-Tayeb durante su intervención, recalcando que la mayoría de víctimas del terrorismo islamista son musulmanas. El imán ofreció «todos los recursos y la contribución» de su institución académica «para una colaboración continua que busque soluciones» a este cáncer «con metástasis en todas las zonas del mundo».

Los encuentros y el diálogo, en este contexto, «no son un lujo sino una necesidad». Igual que las religiones no son un obstáculo para el intercambio y la convivencia. «Todas las guerras en nombre de la religión tienen una cosa en común: la instrumentalización de las religiones con fines políticos», subrayó el imán de Al-Azhar.

Respetar «como a la propia religión»

Pero, para que el diálogo sea posible, hace falta «respetar las otras fes y a sus creyentes. Un respeto que no puede ser inferior al que se tiene por la propia religión», porque en eso mismo es en lo que caen los terroristas.

En el coloquio participó también el cardenal Jean-Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, y principal artífice del acercamiento del último año entre el Vaticano y Al-Azhar. En el pasado, la relación de Al-Azhar con la Iglesia ha sido tensa; en especial, después de que en 2011, después de un atentado contra una Iglesia copta en Alejandría, el Papa Benedicto XVI pidiera a los gobernantes que tomaran medidas eficaces para la protección de los cristianos.

Alfa y Omega