El Defensor del Pueblo denuncia la situación de los menas de Hortaleza

Un informe de Francisco Fernández Marugán denuncia que la situación del centro de menores de Hortaleza es «crítica» y empeora «considerablemente»: no existe un protocolo interno para el esclarecimiento de las agresiones, la Comunidad no pone límite a la sobreocupación del centro, y los menores pasan allí más de los tres meses que indica la normativa legal

Colaborador
Foto: Europa Press

Un informe de Francisco Fernández Marugán denuncia que la situación del centro de menores de Hortaleza es «crítica» y empeora «considerablemente»: no existe un protocolo interno para el esclarecimiento de las agresiones, la Comunidad no pone límite a la sobreocupación del centro, y los menores pasan allí más de los tres meses que indica la normativa legal

El Defensor del Pueblo estima que la situación del Centro de Primera Acogida de menores extranjeros no acompañados de Hortaleza es «crítica» y cree que la Comunidad de Madrid «no adapta las medidas que requiere esta situación lo que esta ocasionando graves perjuicios». El organismo ha contestado así al portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, que preguntaba sobre la situación de los centros de menores Isabel Clara Eugenia y Hortaleza.

El Defensor ha lamentado que desde el año 2016 la situación del Centro de Hortaleza «no solo no ha mejorado sino que ha empeorado considerablemente». A su juicio, la Consejería de Asuntos Sociales «no ha adoptado las recomendaciones formuladas por el Defensor del Pueblo sobre la necesidad de tomar con urgencia medidas que den solución material y duradera a la primera acogida de menores».

Asimismo, urge a la Comunidad de Madrid a «limitar la ocupación en los centros Isabel Clara Eugenia y Hortaleza al número de plazas previsto inicialmente, al ser el que permite su adecuado funcionamiento y la debida intervención educativa en esa fase».

El Defensor cree necesario crear nuevos recursos que sean «suficientes« para ubicar a todos los menores que se encuentren en primera acogida de la Comunidad de forma que todos tengan asignada una plaza en sus debidas condiciones, en la que puedan recibir atención individualizada que precisan, incluida la sociosanitaria, la educativa y de ocio.

Además, ha propuesto medidas para evitar que el tiempo máximo de estancia en los centros de primera acogida supere los tres meses que marca la normativa legal.

«Hasta la fecha sigue sin solucionarse el problema de sobreocupación del Centro de Hortaleza, lo que perjudica gravemente su funcionamiento y vulnera los derechos de los menores que allí residen», lamenta el informe del Defensor.

Al mismo tiempo, «no existe un protocolo interno para el esclarecimiento de las agresiones que se producen en el centro», por lo que se ha planteado a la Consejería que valore la conveniencia de establecerlo.

Y sobre las agresiones sufridas por los vigilantes y educadores del centro, el Defensor asegura que la Consejería afirma que en 2019 tiene constancia de once denuncias: seis presentadas por trabajadores del centro, y cinco por vigilantes de seguridad por amenazas, insultos, y agresiones leves.

Europa Press