El Corpus Christi en el Año de la Misericordia

Señor, tócanos con tus manos para que sintamos la misericordia de tus caricias…

Colaborador
Foto: ANAK-TNK

Señor, tócanos con tus manos para que sintamos la misericordia de tus caricias.

Señor, bendícenos con tu corazón para que palpitemos con la misericordia de un amor verdadero.

Señor, bendícenos con tu pensamiento para que tu misericordia engendre comunión.

Señor, bendícenos con tu Palabra y corrijamos, con tu misericordia, nuestras falsedades.

Señor, bendícenos con tu mirada y sepamos, con tu misericordia, mirar como Tú lo haces.

Señor, bendícenos con tu Cuerpo y transmite, con tu misericordia, fortaleza a los nuestros.

Señor, bendícenos con tu Sangre e infunde en nuestras venas, la misericordia de tu valor divino.

Señor, bendícenos con tu mente y despierta, con tu misericordia, las que se encuentran dormidas.

Señor, bendícenos con tu amor y, con tu misericordia, seamos bandera del tuyo allá donde estemos.

Señor, bendícenos con tu humildad y, con tu misericordia, no hagamos ruido al hacer algo por los demás.

Señor, bendícenos con tu verdad y, por tu misericordia, seamos fuertes al defenderla.

Señor, bendícenos con tu Espíritu Santo y, con tu misericordia, nos abramos sin miedo a Él.

Señor, bendícenos con el Padre y, con tu misericordia, sepamos que todo viene de Él.

Señor, bendícenos con el cielo y, con tu misericordia, muéstranos el camino para encontrarlo.

Señor, bendícenos con tu Eucaristía y, con tu misericordia, sácianos para nunca olvidarla.

A Ti te adoramos, fuente de misericordia.

A Ti te bendecimos, razón de nuestra misericordia A Ti te alabamos, abrazo de misericordia.

A Ti te proclamamos, abrazo en la Eucaristía ven y ayúdanos para ser torrentes de misericordia.

Javier Leoz
Delegado de Religiosidad Popular y del Año de la Misericordia en Navarra