El cardenal McCarrick, suspendido por un supuesto caso de abuso sexual cometido hace 50 años - Alfa y Omega

El cardenal McCarrick, suspendido por un supuesto caso de abuso sexual cometido hace 50 años

«Una comisión de investigación encontró que las alegaciones estaban fundamentadas y eran creíbles. El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, siguiendo las instrucciones del Papa Francisco, ha ordenado que el cardenal McCarrick abandone el servicio público», señaló en un comunicado la archidiócesis de Nueva York

Alfa y Omega
Foto: CNS

«Una comisión de investigación encontró que las alegaciones estaban fundamentadas y eran creíbles. El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, siguiendo las instrucciones del Papa Francisco, ha ordenado que el cardenal McCarrick abandone el servicio público», señaló en un comunicado la archidiócesis de Nueva York

El cardenal y arzobispo emérito de Washington, Theodore McCarrick, ha sido apartado de sus funciones por un supuesto abuso sexual cometido hace 50 años y denunciado entonces por un adolescente.

«Una comisión de investigación encontró que las alegaciones estaban fundamentadas y eran creíbles. El secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Pietro Parolin, siguiendo las instrucciones del Papa Francisco, ha ordenado que el cardenal McCarrick abandone el servicio público», señaló en un comunicado la archidiócesis de Nueva York.

McCarrick, de 87 años de edad, ha defendido su inocencia en un comunicado y ha negado las acusaciones de abusos, sucedidos supuestamente hace cinco décadas cuando ejercía de sacerdote en la archidiócesis de Nueva York. Precisamente, la archidiócesis neoyorkina ya aconsejó hace unos meses al cardenal que se apartara de la Iglesia debido al caso.

«Mi tristeza fue aún mayor cuando se me informó de que se había establecido que las acusaciones estaban fundamentadas y eran creíbles. En obediencia, acepto la decisión de la Santa Sede de que no puedo seguir ejerciendo el servicio público», apuntó el cardenal en su nota.

Alfa y Omega