El arzobispado de Sevilla quiere acabar con «algunos actos inapropiados» en las bodas católicas

El vicario general de la archidiócesis andaluza lamenta que en algunas celebraciones se elija una música profana, ausente de carácter religioso, o se reciten poesías y discursos «llenos de tópicos improcedentes, convirtiendo la celebración sacramental en un espectáculo de escaso gusto»

Fran Otero
Foto: Cathopic

El vicario general de la archidiócesis andaluza lamenta que en algunas celebraciones se elija una música profana, ausente de carácter religioso, o se reciten poesías y discursos «llenos de tópicos improcedentes, convirtiendo la celebración sacramental en un espectáculo de escaso gusto»

La celebración litúrgica del sacramento del matrimonio preocupa en Sevilla y, de hecho, ha sido una de las cuestiones que se han tratado últimamente en su consejo episcopal a instancias de algunos sacerdotes. Y por ello, el vicario general, Teodoro León, ha enviado una circular a todos los sacerdotes para aclarar la situación y que no se repitan «actos inapropiados en la celebración litúrgica del matrimonio».

León se refiere en concreto a la música profana que se elige para acompañar la celebración, la ornamentación inapropiada del templo o la improvisación por el celebrante de texto «muy alejados del Ritual del Matrimonio o del Misal Romano». Así, constata, algunas celebraciones del matrimonio cristiano están «muy alejadas de la celebración litúrgica que propone la Iglesia Católica».

Y continúa diciendo que también suele ser habitual que «durante la celebración, o después, uno de los contrayentes sorprenda al otro, y a los propios invitados, con una canción profana». Alude del mismo modo a las intervenciones de familiares y amigos en el ambón, «recitando poesías o discursos llenos de tópicos improcedentes, multiplicándose los aplausos y convirtiendo la celebración sacramental en un espectáculo de escaso gusto».

El vicario general sevillano concluye recordando la llamada del Papa Francisco a «iluminar a los novios para vivir con mucha hondura» la celebración litúrgica de su matrimonio.

F. O.