Continúa la represión en China

Continúa la represión contra los cristianos en China. Cuatro días después de celebrarse el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Chino (9 al 12 de noviembre), que abrió expectativas de «reformas…

Colaborador

Continúa la represión contra los cristianos en China. Cuatro días después de celebrarse el Pleno del Comité Central del Partido Comunista Chino (9 al 12 de noviembre), que abrió expectativas de «reformas sin precedentes», un pastor protestante de la Iglesia oficial y más de 20 fieles de su comunidad fueron detenidos con violencia en la provincia de Henan, sin que la policía explicara los motivos. En Hebei, dos sacerdotes católicos de la Iglesia subterránea han sido detenidos por impartir un curso de catecumenado a adultos, y cuatro laicos han sido condenados a pagar multas de unos 400 euros -equivalentes a dos meses de salario- por ayudarles en su labor pastoral. Se especula mientras tanto sobre el alcance de la abolición del sistema laojiao, que incluye los campos de trabajo destinados a re-educar a los disidentes. Por el momento, se siguen enviando allí prisioneros, y se desconoce si el cierre de estos campos implicará también acabar con la posibilidad de detener a personas sin presentar cargos. Con respecto a la relajación en la política del hijo único (podrán tener dos hijos las parejas en las que uno de los cónyuges sea hijo único), la agencia AsiaNews ha calculado que la decisión beneficiará, como mucho, a 20 millones de personas.