Cartas a la redacción - Alfa y Omega

Gracias RedMadre

Finalmente se consumó el asalto a la verdad, a la justicia, a la razón. Ya se había anunciado que RedMadre recibiría uno de los premios Vigués Distinguido, cuando, ante la oposición de PSOE y Marea, el Ayuntamiento se echó atrás, de modo que RedMadre se quedó sin un galardón que merecía sobradamente. Lo sorprendente es que el argumento utilizado es que RedMadre presiona a las mujeres que van a abortar para que no lo hagan, pero nada hay más falso. Lo que hace precisamente RedMadre es ayudar a estas mujeres a liberarse de la presión brutal que reciben para abortar. En todo caso, poco importa. RedMadre no necesita premios, pues no hay en todo Vigo otra gente que reciba más premios: andan por las calles de Vigo decenas de niños y de jóvenes que han venido al mundo gracias al apoyo de RedMadre. Cada uno de ellos es un premio.

Antonio Monturiol
Vigo


Una ley totalitaria

La Ley de Identidad y Expresión de Género e Igualdad Social y no Discriminación es una ley ideológica y totalitaria que pretende dar por buenas las teorías de la ideología de género y manipular a los menores para fomentar entre ellos el cambio de sexo. El ejercicio de este poder arbitrario se ha instalado en el campo de la educación, la sanidad y los medios de comunicación social, llevándonos a la dictadura del relativismo que corrompe a los menores. Esto no es otra cosa que hacer uso de la educación con un fin ideológico, configurando el ámbito educativo no como un espacio de libertad, sino como un espacio de imposición de criterios ideológicos sustentados por una minoría. El legislador se muestra heredero de la ideología de género que, con pretensiones científicas, es un rechazo total a la naturaleza. La familia no es un constructo propio de algunas culturas o sociedades y en particular por la cultura europea o cristiana.

Laureano Yubero
Valladolid


Foto: Belén Díaz

Unidad

No son pocas las dificultades que ya de por sí sufre la familia, pero además en la sociedad se van inoculando ideologías que la destruyen. Ante la hostilidad o el enfriamiento que pueden invadir una relación conyugal, el Papa Francisco habla de tener paciencia, de perdonarse, de discutir con final pacífico al terminar el día. Certera y oportuna reflexión la que aporta el Papa en favor de las familias. Heridas, con arrugas, pero unidas, con un verdadero amor para toda la vida.

David Aceituno
Madrid


Las cartas dirigidas a esta sección deberán ir firmadas y con el nº del DNI, y tener una extensión máxima de 10 líneas. Alfa y Omega se reserva el derecho de resumir y editar su contenido